Les presentamos la segunda parte del resumen de las películas que tuvimos oportunidad de ver en el GIFF. Balance positivo. 

Por Rafael Paz

Apesar de lo caótico de su tráfico y la dificultad para llegar de un lugar a otro, Guanajuato acoge con cariño el Guanajuato International Film Festival (GIFF). Es curioso cómo los habitantes de esta pintoresca ciudad han desarrollado un sexto sentido para detectar quién viene a ver películas, sorprendente porque siempre hay mil cosas que hacer en la ciudad. “¿Va al cine joven?” parece ser la línea de entrada de todos los taxistas, quizá la falta de un buen bronceado sea la pista principal, tal vez sólo lo saben.

Mientras El Pípila vigila, va la segunda parte de las películas que pasaron por el GIFF:

PUBLICIDAD

Sharknado 2 (2014)

El primer Sharknado tenía toda la pinta de haber sido creado por un mercadólogo y no por un cineasta. Cada chiste estaba pensado y ejecutado con la intención de generar un tuit, un nuevo hashtag y una impresión efímera en el espectador, aunque lo suficientemente memorable para esperar una segunda parte. Sharknado 2 es un poco mejor que su predecesora, sólo un poco; sigue teniendo el corazón en el departamento de mercadotecnia y se nota. La acción se traslada en esta ocasión a Nueva York y el poder del mordelón tornado se duplica. Lo más chistoso fueron las curiosas botargas que engalanaron la alfombra roja de la película en el GIFF.

[youtube id=”fWY4-u9Ewdc” width=”620″ height=”360″]

La tumba de Ligeia (1964) & El pozo y el péndulo (1961)

El período Edgar Allan Poe de Roger Corman es probablemente la parte más interesante de su carrera, por su consistencia temática y estética. Presentar La tumba de Ligeia (The Tomb of Ligeia, 1964) y El pozo y el péndulo (The Pit and The Pendulum, 1961) en un cementerio sólo hace más emocionante la experiencia. Leyenda viviente del cine, Corman se mostró siempre amable con los cientos de admiradores que se dieron cita en las funciones del panteón para apreciar su obra. Ambas películas son contrapartes del periodo Poe, la del 61 filmada en estudio con colores saturados y la del 64 en exteriores y llena de luz natural. Me sigue sorprendiendo que ha 50 años de su filmación sigan funcionando tan bien con público que las ve por primera vez.

[youtube id=”iPY-Gy6mmuY” width=”620″ height=”360″]

Ida (2013)

Con su nuevo largometraje, Pawel Pawlikowski retrata el encuentro de una jovencita con su pasado. Anna llegó al monasterio donde vive desde muy temprana edad; nunca conoció a sus padres y no ha tenido contacto con la vida fuera de esas religiosas paredes. La inesperada aparición de una tía que ella no recuerda, la lleva a un viaje para encontrar y reconocer su pasado, un choque con el mundo exterior para definir su futuro.

[youtube id=”oXhCaVqB0x0″ width=”620″ height=”360″]

Ingmar Bergman es la influencia más clara en Ida, pero Pawlikowski deja el homenaje fácil para introducirse con sutileza en la mente de sus dos protagonistas y los problemas que emergen en cada etapa de su road trip. Ambas son acosadas por el pasado: hijos, padres y hermanos desaparecidos en la guerra. Ida se cuece a fuego lento y conquista gracias a su íntimo retrato.

Party Girl (2014)

Ganadora de la Cámara de Oro y el Mejor Ensamble en Una Cierta Mirada en Cannes, Party Girl es un cruel melodrama docuficcionado sobre la imposibilidad de enfrentar nuestras limitaciones y abrazar la necesidad de un cambio. Nuestra protagonista Angélique es una cabaretera con el utópico deseo de ocultar las huellas de la edad y seguir siendo la favorita de los clientes, la llegada de un hombre a su vida le brindará una nueva oportunidad. ¿Cambiar de ruta o empecinarse en el camino? Los primerizos Marie Amachoukeli-Barsacq, Claire Burger y Samuel Theis logran crear una cinta sensible con su protagonista, usando su propia historia en el guión y a sus hijos reales como personajes; la fragilidad de su estado emocional trasciende la pantalla. Party Girl es un drama difícil por su crudo y pesimista acercamiento, colocando a sus directores como talentos a seguir.

[youtube id=”MrP3hIN6tNg” width=”620″ height=”360″]

Yo no soy él (2014)

En su sexto largometraje el director turco Tayfun Pirselimoglu propone un juego de espejos y de círculos, de equilibrio e iguales. Nuestro protagonista es un ser gris, sin mucho que hacer en la vida más allá de su trabajo y estar en casa, sale con sus amigos pero no conecta con ellos, una linda señorita le hace ojitos en el trabajo y huye de ella. Alienarse parece ser el objetivo.

Es un gran mérito de Pirselimoglu lograr que la película avance sin perderse y lograr sorprender al público con cada vuelta del guión.  La cinta arranca como una comedia romántica algo parca, pasa a ser un drama y termina en un lugar totalmente inesperado. en El Doble de Dostoievski un hombre ve alterada su aburrida existencia cuando alguien idéntico llega y comienza a tener la vida que él siempre quiso, robándole sus ilusiones, aquí, el “héroe” se convierte inconscientemente en el otro de manera tan gradual como constante.

[youtube id=”qF1oFEYJ6zc” width=”620″ height=”360″]

Contacto:

Twitter: @Pazespa 

E-mail: [email protected]

 

Siguientes artículos

Spotify aviva rumores sobre salida a la bolsa
Por

La empresa busca a un experto en gestiones ante reguladores, desatando especulaciones de que la compañía podría estar pr...