Un breve resumen de lo más destacado de la décimo tercera edición del festival del Cine de Horror de la Ciudad de México.  

 

Por Rafael Paz

 

PUBLICIDAD

El Macabro: Festival de Cine de Horror de la Ciudad de México está celebrando su décimo tercera edición, la más especial de todas, en las palabras de su directora y fundadora Edna Campos. A lo largo de su existencia, Macabro ha sido una cita obligada para los enamorados del cine de género en la Ciudad de México y este año mantiene ese estatus con funciones a tope en la Cineteca Nacional y buena vibra de los asistentes en todas las actividades que se han desarrollado alrededor del festival.

Aquí, un pequeño resumen de las películas que tuve oportunidad de ver estos días:

Septic Man | Dir. Jesse Thomas Cook | 2013

Una ciudad azotada por una emergencia sanitaria es evacuada, su única salvación es un hombre sencillo, un plomero que hace su trabajo todos los días sin esperar ser reconocido. Un hombre misterioso le ofrece una fuerte cantidad de dinero por arreglar el problema de la metrópoli y, al intentarlo, queda atrapado en una fosa séptica. Así la película se convierte en una interesante mezcla de películas de supervivencia como 127 horas (127 Hours, 2010) con El vengador tóxico (The Toxic Avenger, 1984) y un poco de La frontera del miedo (Frontière(s), 2007). Aquí hay un texto más amplio al respecto.

Mamula | Dir. Milan Todorovic | 2014

Quizá, lo más interesante de Mamula sea su premisa: una película sobre sirenas asesinas hecha en Serbia. Sin embargo, el primer largometraje de Todorovic en solitario nunca está a la altura de su idea germinal. Llena de diálogos torpes y giros en la trama poco sorpresivos, Mamula es un ejemplo más en la larga lista del cine de género que encuentra una idea interesante y se estanca en esa etapa. Al menos recuperan el mito original de las sirenas, nada de princesas Disney a la vista.

Piel rota  | Dir. Leopoldo Laborde | 2014

En su nuevo trabajo tras la cámara, el director mexicano Leopoldo Laborde propone un thriller sexual que trabaja con la estructura de un rompecabezas. Los detalles de la relación entre Diego y Karina, dos adolescentes algo atribulados, se revelan poco a poco conforme avanza la trama y sus encuentros sexuales aumentan. Alejado del cine de terror fantasioso e inspirado por casos reales de nota roja, el director mexicano intenta trasladar el horror a un terreno más común. Un par de líneas más sobre la película, aquí.

Banshee Chapter | Dir. Blair Erickson | 2013

Una joven periodista inicia una investigación para descubrir la verdadera razón detrás de la desaparición de su amigo de la adolescencia y secreto enamorado, después de que éste consume una droga experimental. La ópera prima de Erickson propone una averiguación estilo found footage para abandonar rápido ese recurso y posteriormente regresar a él sin establecer quién lleva la cámara en la mano, o si alguna vez de verdad estábamos ante un found footage y no una simple intentona de hacer lucir la película más interesante de lo que es. El que su guión busque giros de tuerca hasta debajo de las piedras, no ayuda a la construcción del suspenso.

Contracted | Dir. Eric England | 2013

Una chica llega una fiesta con la esperanza de ver entrar a la mujer de sus sueños. En lugar de eso termina acostándose con un desconocido con funestas consecuencias de salubridad. Así, con esa historia sencilla, y común en cualquier centro de salud, arranca Contracted de Eric England, una película influenciada fuertemente por la “nueva carne” de David Cronenberg y con ecos de trabajos como Halley (2012) de Sebastián Hoffman y Thanatomorphose (2012). Si la trama no estuviera filtrada por una visión tan complaciente y conservadora, la cinta podría trascender más allá de su nicho genérico. Más sobre el trabajo de England, aquí.

The Curse of Styria | Dir. Mauricio Chernovetzky y Mark Devendorf | 2013

En los últimos años los vampiros lo han invadido todo, perdiendo un poco de su antiguo lustre. El mexicano Mauricio Chernovetzky y Mark Devendorf intentan regresar a la criatura a su estado primigenio al adaptar la clásica Carmilla y respetar su esencia. Lo mejor de la cinta es la manera en que los directores mantienen la atmósfera de principio a fin, cargada de claroscuros y cierta sensualidad. No es el proyecto que salvará el cine de vampiros, sin embargo se deja ver.

Regina | Dir. Javier Ávila | 2013

La ópera prima de Javier Ávila es una película atípica en el panorama del cine mexicano. No está enmarcada en fenómenos de narcotráfico, retratos de miseria urbana o es una comedia chabacana con aroma televisivo. Tampoco la podríamos acomodar con la corriente de cine contemplativo en boga los últimos años, a pesar de sus tomas largas. Es un drama doméstico con chispazos del humor más macabro y retorcido que se puedan imaginar, combinado con un trasfondo lleno de simbolismos. Aquí un par de ideas más.

 

Siguientes artículos

13 herramientas infalibles para una entrevista de trabajo
Por

Existen recursos que necesitarás para enfrentar con éxito el proceso para encontrar trabajo. Te presentamos las herramie...