La banca tiene 50 millones de clientes en México, pero no todos aprovechan los servicios al alcance, señala el presidente de la ABM.

 

Por Ruth Mata e Ismael Jiménez

 

ACAPULCO, Guerrero. Aumentar la penetración financiera y ayudar a que los clientes de los bancos aprovechen la gama de servicios al alcance son algunos de los retos que plantea la 78 Convención Bancaria.

A pesar de que la banca hoy cuenta con 50 millones de clientes en el país, no se aprovecha el potencial: “Si una persona tiene tarjeta de débito y retira la totalidad de su saldo, no está aprovechando los productos de la banca”, dice Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México, ABM.

Otro de los retos es mantener el dinamismo del crédito, la solvencia del sistema financiero, y aumentar los niveles de inclusión financiera en un ambiente donde  la formalidad de los trabajadores implica un desafío adicional.

“La informalidad es el cáncer de la economía formal. Debe ser responsabilidad del Estado contrarrestarla, pero la banca debe promover la formalidad”, afirma.

 

Crecimiento del crédito y tasas

El sector ha crecido durante 13 años a un ritmo 3.7 veces mayor al crecimiento del PIB y la expansión del crédito es sostenible debido a que la banca se encuentra bien capitalizada.

Hoy el promedio de capitalización es de 15%, nivel superior al de las instituciones europeas, que apenas rebasan 10% en promedio en su tasa de capitalización.

La banca, explicó Robles,  atiende a todos los sectores económicos y se ha diversificado. Las empresas reciben hoy 45% de este financiamiento. El crédito a gobiernos y entidades gubernamentales, representa hoy el 30% de los préstamos otorgados por la banca, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Las tasas de interés, señala el presidente de la ABM, son hoy las más bajas de la historia 6.7% ponderada. Sin embargo, el rédito a tarjetas de crédito, principal rubro de financiamiento, promedia 39.8%, el nivel más alto del sistema bancario.

 

Entorno

Los bajos precios del petróleo y la volatilidad, explica, no son factores que afecten gran parte del crédito, incluso, el crédito hipotecario está blindado con tasas fijas y plazos a 20 años, cuando en el año 2000 las tasas eran variables y con plazos a 10 años. “La economía nacional no está petrolizada, lo está el gasto público”, dice Robles.

No obstante, Javier Foncerrada Vicepresidente de la ABM, reconoce que los salarios  experimentan un estancamiento, lo cual es un impedimento para expandir el crédito, debido a la debilidad de la economía interna.

 

Algunos números sobre el sector

 

  • 75 millones de tarjetas de crédito otorgadas.
  • 270,287.9 millones de pesos, el saldo en tarjetas de crédito.
  • 562,608 millones de pesos, representa la cartera de crédito a la vivienda.
  • 43% representa el saldo de las tarjetas de crédito con respecto al crédito al consumo.
  • 22% es el saldo de créditos de nómina en relación al total del crédito al consumo.

 

Fuente: CNBV.

 

 

Siguientes artículos

3 soluciones empresariales para la reputación de los políticos
Por

Político que no las conozca, está en seria desventaja contra sus dos peores enemigos: la desidia y el hartazgo de sus vo...