Notimex.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentó los Pre-criterios de Política Económica 2021 “sin optimismo excesivo” y apegados a la coyuntura derivada resultado del Coronavirus, por lo que prevé para este año que el Producto Interno Bruto (PIB) retroceda en un rango de menos 3.9 a menos 0.1 por ciento, esto es, una baja en promedio de 2.9 por ciento.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) destacó en su análisis semanal el manejo serio de la SHCP en los precriterios, que son la base de los “Criterios Generales de Política Económica” para ese año que se presentará en septiembre y que es la base para la elaboración de la Iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021.

Sin embargo, consideró que ante un menor crecimiento de la economía para este año habrá menores ingresos del sector público, especialmente por una menor recaudación tributaria, que según las autoridades hacendarias será menor en 155 mil millones de pesos respecto a lo aprobado para 2020.

Lee también: Empresarios unen fuerzas para exigir apoyo a AMLO ante crisis por Covid-19

Expuso que si bien en el nuevo cálculo los ingresos tributarios esperados para el año caen, lo hacen en menor proporción que el PIB esperado por las autoridades. “Ello se aprecia en que como porcentaje del PIB dichos ingresos pasan de 13.4 a 13.8 por ciento. Esta nueva estimación implica un crecimiento de 1.1 por ciento respecto al 2019, cuando la previsión oficial de crecimiento del PIB es ahora de menos 2.9 por ciento”.

“Lo anterior refleja que el gobierno confía en que la recaudación se elevará sustancialmente a pesar de que la crisis que se avecina que, aunque su severidad no se puede pronosticar con certeza, probablemente será de dimensiones inéditas”.

El CEESP indicó que la expectativa tan optimista de recaudación sugiere además que el gobierno no considera dar facilidades a las empresas en cuanto al pago de sus impuestos para permitirles conservar su planta laboral, o incluso su existencia misma, ante la evidente falta de ingresos que enfrentan, ya que con seguridad “se agudizará significativamente”.

De ser así, “las consecuencias para el país serían sumamente graves, ya que las posibilidades de reactivación económica una vez superada la crisis sanitaria se verían muy limitadas. Muchas empresas y empleos podrían desaparecer y el efecto sobre el bienestar y la tranquilidad social sería sin duda preocupante”.

Te puede interesar: Mercados, atentos a plan económico, inflación y subasta de dólares

Para 2021, los Pre-criterios prevén un mejor entorno, en un rango de avance de entre 1.5 y 3.5 por ciento, con una tasa puntual de 2.5 por ciento. En este contexto, las finanzas públicas también podrán tener un mejor panorama, aunque los resultados generales seguirán mostrando cierta debilidad.

Finalmente, el Centro de Estudios reconoció que bajo las circunstancias actuales sería justificable que el gobierno utilizara recursos de sus disponibilidades en la medida de lo prudente.

Es decir, añadió, recurriera al endeudamiento adicional moderado para enfrentar la grave crisis sanitaria y sus efectos sobre la economía, acompañados de un plan sólido y congruente para manejarlos en el futuro, lo cual no sería penalizados por los mercados.

 

Siguientes artículos

inflación -Mexico-aceleración
Mercados, atentos a plan económico, inflación y subasta de dólares
Por

Los mercados financieros en México están atentos al plan económico que presente esta tarde el gobierno federal y a la se...