El precio de la tortilla puede aumentar 20% a 14.40 pesos por kilo, debido al aumento en el costo de la gasolina que arrancó el 1 de enero de este año, señaló Gerardo Noriega Altamirano, investigador de la Universidad Autónoma Chapingo.

“Con un kilo de maíz podemos producir 1,600 gramos de masa y, con ella, kilo y medio de tortilla. Este alimento puede ubicarse un 20% más en su precio y alcanzar los 14.40 pesos por kilo”, indicó el especialista.

El pasado 29 de diciembre, Federico Ovalle Vaquera, secretario de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), acusó que el aumento en el costo de los combustibles, los altos precios de los insumos y la fortaleza del dólar frente al peso significan un riesgo para la producción de alimentos.

La organización anunció movilizaciones para el 6 de enero, fecha en la que se celebra la promulgación de la Ley Agraria.

PUBLICIDAD

Noriega Altamirano afirmó que los empresarios agrícolas como los de Sinaloa o los pequeños productores en el Valle del Mezquital se toparán con dificultades para recuperar la inversión y obtener ganancias por producir alimentos.

El investigador agregó que el precio por tonelada de maíz debe ser 20% mayor a los 3,500 pesos que actualmente reciben los agricultores, de 4,200 pesos por tonelada.

“Esta cifra resulta considerando el incremento en el precio del diésel y el cual impactará en la estructura de los costos de producción de alimentos y que para inicio de enero representará el 14.62% en el costo de producción de maíz”, indicó.

Te recomendamos: Campesinos arrancarán movimiento antigasolinazo el 6 de enero

A partir del 1 de enero y hasta el 3 de febrero, el precio promedio a nivel nacional de las gasolinas será de 15.99 pesos por litro de Magna, 17.79 pesos por Premium y 17.05 pesos por diésel, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia explicó en un comunicado que estos precios máximos representan incrementos de 14.2% para la gasolina Magna, 20.1% para Premium y 16.5% para diésel en comparación con los observados en diciembre de 2016.

“Se han cuantificado, en promedio, 290 litros de consumo de diésel por hectárea de maíz cultivada en las actividades mecanizadas, además de 55.8 litros de gasolina que se ocupan en los fletes y visitas a la parcela; estas cifras pueden incrementarse en la medida que la parcelas se encuentras dispersas y retiradas de las bodegas donde se resguarda el equipo, los insumos y la maquinaria”, explicó Noriega.

 

Siguientes artículos

automóviles Ford
Ford pagará gastos de San Luis Potosí por planta cancelada
Por

Las razones de la cancelación de inversión obedecen a los planes de negocios de la firma automotriz, ajenos al gobierno...