Reuters.- Los precios del petróleo cayeron bruscamente el martes porque los operadores tomaron ganancias luego de que los precios subieron más temprano en la sesión a un máximo de dos años, tras el cierre no planificado de un oleoducto en el Mar del Norte.

El cierre del oleoducto limitó el flujo del crudo Brent de referencia, pero los operadores dijeron que el contrato se vio bajo presión cuando su prima sobre el crudo estadounidense subió a un máximo desde 2015.

El volumen negociado fue alto, con 700,000 contratos de petróleo estadounidense WTI que cambiaron de dueño, lo que se compara con el promedio móvil de 200 días de 626,000 contratos.

El crudo Brent perdió 1.35 dólares, o 2.09%, a 63.34 dólares por barril, mientras que el crudo estadounidense cayó 85 centavos, o 1.47%, a 57.14 dólares por barril.

PUBLICIDAD

El ducto Forties, que transporta crudo desde el Mar del Norte a una terminal de procesamiento en Escocia, cerró el lunes luego de que se encontraron grietas. Operadores creen que es el primer corte imprevisto en años de una infraestructura que tenía programado bombear 406,000 barriles por día (bpd) en diciembre.

El cierre impulsó los precios del Brent el lunes y el repunte continuó en las primeras operaciones del martes, con un alza por encima de los 65 dólares el barril por primera vez desde junio de 2015.

El Forties es importante para el mercado petrolero mundial porque el crudo que transporta normalmente establece el precio del Brent, un punto de referencia para fijar el valor del crudo físico en todo el mundo.

Miembros de la OPEP como Nigeria podrían aumentar su producción para reemplazar los barriles Forties que no llegan al mercado. Sin embargo, el país se enfrenta a una huelga nacional de dos sindicatos petroleros que comenzará el 18 de diciembre.

 

Siguientes artículos

Debemos mantener con vida el Acuerdo de París: Peña Nieto
Por

La postura de México es firme: implementar dicho pacto para asegurar a las futuras generaciones un porvenir más limpio....