El CIEP explicó que la modificación en la tributación de las gasolinas consiste en reemplazar la tasa IEPS de gasolinas por una cuota fija, por lo que la recaudación de impuestos no se verá afectada por la caída del precio internacional del petróleo.

 

El precio máximo promedio de la gasolina Magna sería de 15.97 pesos por litro en 2016, lo que presentaría un aumento de 18% en comparación al precio de 2015, y se compondría en un 42.6% de impuestos, estimó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

PUBLICIDAD

Respecto al precio de la gasolina Premium, el CIEP indicó que ésta tendría un precio máximo, promedio, de 15.37 pesos por gasolina igual o mayor a 92 octanos. Este precio representaría un incremento de 6.9% en comparación al precio de 2015.

“Estos precios toman en cuenta la cuota fija a las gasolinas que aprobó la Cámara de Diputados y otros supuestos, como el precio de referencia con el que se vende la gasolina en la Costa del Golfo de los Estados Unidos de América, el tipo de cambio aprobado por los diputados en la Iniciativa de Ley de Ingresos (LIF), la inflación esperada para 2016 según los Criterios Generales de Política Económica (CGPE), el IEPS al carbono, un IVA de 16% y la cuota estatal IEPS”, explicó el instituto.

El CIEP explicó que la modificación en la tributación de las gasolinas consiste en reemplazar la tasa IEPS de gasolinas por una cuota fija, por lo que la recaudación de impuestos no se verá afectada por la caída del precio internacional del petróleo.

El investigador del CIEP, Fernando Ramones Fernández, considerando el consumo promedio de la gasolina por decil, el decil uno, cinco y diez verán un incremento anual de 10.51 pesos, 40.25 pesos, y 317.91 pesos, respectivamente, por gasolina Premium. Para la gasolina Magna, el incremento será de 122.96 pesos, 470.89 pesos, y 3,719.53 pesos, respectivamente, en el año 2016.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, indicó a partir de 2016 el precio máximo de la gasolina estará vinculado a los precios internacionales.

Videgaray Caso explicó que esta propuesta forma parte de la estrategia de liberación de los precios de la gasolina en México.

Si el proyecto se pone en marcha, al final del año se dará a conocer un rango de precio máximo y mínimo de las gasolinas. “El precio de la gasolina se comenzará a transmitir al consumidor final”, explicó el funcionario.

La Secretaría de Hacienda y Crédito (SHCP) descartó un nuevo impuesto a las gasolinas en 2016, por lo que los precios de los combustibles y el diésel no se modificarán de aquí al 31 de diciembre de 2015.

“La propuesta de Ley de Ingresos enviada por el Ejecutivo, aprobada por la Cámara de Diputados y en análisis en el Senado de la República no incluye ningún impuesto adicional ni eleva los ya existentes”, indicó Hacienda.

 

Siguientes artículos

Raúl Castro visitará México en noviembre
Por

La cancillería mexicana dijo que Castro estará en México del 5 al 7 de noviembre y se encontrará con el presidente Peña...