El Departamento de Trabajo dijo que el índice de precios cayó 0.2%, una contracción mayor de la prevista, debido a un declive en los costos de la gasolina.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

Los precios al productor en Estados Unidos bajaron en noviembre y se mantuvieron estables en una lectura que no incluye alimentos ni energía, una señal de escasas presiones inflacionarias que podrían apuntar a una debilidad persistente en la economía.

El Departamento de Trabajo dijo el viernes que su índice de precios al productor (IPP) basado en la demanda final cayó 0.2%, una contracción mayor de la prevista, impulsada por un desplome de los costos de la gasolina.

Pero una lectura subyacente de la inflación al productor, que excluye alimentos, energía y servicios comerciales, se mantuvo estable.

El dato podría ser preocupante para los funcionarios de la Reserva Federal, que tienen previsto debatir la próxima semana si mantendrán la promesa de que el costo del crédito seguirá bajo “por un período considerable”.

Cuando se compara con un año atrás, el índice subyacente subió solo 1.5%, y esa lectura anual ha estado bajando una décima de punto cada mes desde septiembre.

Otra lectura estructural que solo descarta alimentos y energía también estuvo plana en el mes y aumentó un 1.8% en tasa interanual.

Los responsables de la Fed en general ven el ambiente actual de baja inflación como transitorio y creen que la probabilidad de que la inflación se ubique persistentemente debajo de la meta del banco central, de 2%, ha disminuido un poco desde inicios de este año.

La caída de los precios de la gasolina, por ejemplo, podría resultar temporal.

Además, el menor costo de la gasolina ayuda a la economía al permitir que las familias gasten más en otras cosas y los primeros datos del consumo minorista en noviembre han apuntado a un fortalecimiento de la demanda del consumidor.

Los datos no parecieron tener mucho impacto en las operaciones de Wall Street.

Los rendimientos de la deuda gubernamental se mantenían en niveles más bajos y los futuros de los índices de bolsa apuntaban a una apertura en baja después de otros indicadores que mostraron un debilitamiento de la economía china.

 

Siguientes artículos

Billetes de 1 mil pesos, son los nuevos de $500
Por

Banxico tiene interés en promover el uso de estos billetes y monedas de denominaciones más altas a lo que hasta ahora es...