El Departamento de Trabajo dijo que la demanda final creció un 0.6%, su mayor lectura desde septiembre de 2012, gracias a una alza en el costo de los alimentos y los servicios comerciales.

 

Reuters

WASHINGTON  – El índice de precios al productor (IPP) de Estados Unidos registró en abril su mayor incremento en un año y medio por una escalada del costo de los alimentos y los servicios comerciales, insinuando la existencia de presiones inflacionarias a puerta de fábrica.

El Departamento de Trabajo dijo que su IPP desestacionalizado basado en la demanda final creció un 0.6%, la mayor subida desde septiembre de 2012.

En marzo, el avance fue de 0.5%.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto que los precios recibidos por las granjas, fábricas y refinerías del país aumentarían el 0.2%.

En los 12 meses hasta abril, los precios al productor crecieron 2.1%, el mayor salto desde marzo de 2012, tras elevarse 1.4% en marzo.

Los precios al productor han estado volátiles en meses recientes, debido a oscilaciones en la categoría de servicios comerciales.

La serie del IPP fue modificada al inicio del año para incluir los servicios y la construcción.

Su corta historia y su alta volatilidad hacen que sea difícil establecer una tendencia precisa.

Si bien las presiones de los precios están aumentando de a poco a puerta de fábrica, el contexto inflacionario general sigue siendo benigno de cara a la debilidad que quedó después de la recesión.

El mes pasado los precios de los alimentos se elevaron 2.7%, la mayor subida desde febrero de 2011. Eso siguió a un incremento de 1.1% en marzo y marcó el cuarto mes seguido de subidas de los precios de los alimentos.

Una sequía en California ha presionado al alza los precios del rubro, lo que llevó a que los estadounidenses tengan que enfrentar precios más altos en los supermercados.

Los precios de la energía ascendieron 0.1% el mes pasado.

Los precios al productor sin contar los volátiles rubros de alimentos y energía subieron 0.5% en abril tras la ganancia de 0.6% en el mes anterior.

Otra medición de los precios al productor subyacentes -demanda final menos alimentos, energía y servicios comerciales- creció 0.3% tras subir el mismo margen en marzo.

En los 12 meses a abril, el IPP subyacente para la demanda final subió 1.9% tras el avance de 1.4% en marzo.

 

Siguientes artículos

Citigroup despide a 11 empleados por caso Oceanografía
Por

Entre las personas despedidas, se encuentran cuatro ejecutivos de alto nivel, después de que una investigación interna d...