El índice desestacionalizado retrocedió un 0.2% debido al declive del 3.8% en los precios mayoristas de la gasolina, informó el Departamento de Trabajo.

 

Reuters

WASHINGTON  – Los precios al productor en Estados Unidos cayeron por segundo mes consecutivo en octubre, lo que indica que las presiones inflacionarias permanecen benignas.

PUBLICIDAD

El Departamento de Trabajo dijo que su índice desestacionalizado de precios al productor cayó un 0.2% el mes pasado debido a un desplome de los precios de la gasolina, tras bajar un 0.1% en septiembre.

El declive en los precios recibidos por las granjas, fábricas y refinerías del país estuvo en línea con lo esperado por los economistas y fue la mayor caída desde abril.

En los 12 meses hasta octubre, los precios mayoristas subieron un 0.3%, tras avanzar por el mismo margen en septiembre.

Los precios mayoristas excluyendo los volátiles costos de los alimentos y de la energía subieron un 0.2%, luego de avanzar un 0.1% en septiembre.

El índice de precios al productor subyacente recibió un impulso en octubre por la introducción de nuevos modelos de vehículos motorizados en el sondeo. Excluyendo autos y camionetas, el IPP subyacente se elevó un 0.1%.

Los precios de autos para pasajeros subieron un 1.7%, el mayor incremento desde octubre del 2009, mientras que los costos de camionetas livianas bajaron un 0.1%.

En los 12 meses hasta octubre, el llamado IPP subyacente subió un 1.4%, tras registrar un avance del 1.2% en septiembre.

La debilidad de la demanda está manteniendo a la inflación contenida y la Reserva Federal podría mantener su programa de compras de bonos por 85,000 millones de dólares mensuales al menos hasta marzo, en su intento por estimular la demanda a través de bajas tasas de interés.

El mes pasado, los precios mayoristas de la gasolina cayeron un 3.8% y fueron responsables por casi todo el declive del índice de energía.

Los precios mayoristas de los alimentos subieron un 0.8%, impulsados en parte por incrementos en los precios de la carne vacuna, que fueron responsables de casi un 60% del alza.

Los costos de los alimentos habían aumentado un 0.1% en septiembre.

 

Siguientes artículos

BCE no debe ofrecer falsos estímulos: Alemania
Por

Wolfgang Schaeuble, ministro de finanzas de Alemania indicó que la política monetaria por sí sola no puede dar una salid...