El Departamento de Trabajo dijo el viernes que su índice de precios al productor se elevó 0.5% el mes pasado, el mayor ascenso desde septiembre de 2012.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Los precios al productor de Estados Unidos registraron en mayo su mayor incremento en más de dos años y medio al aumentar el costo de la gasolina y los alimentos, sugiriendo que la tendencia a la baja de los precios impulsada por el petróleo se aproxima a su final.

El Departamento de Trabajo dijo el viernes que su índice de precios al productor (IPP) basado en la demanda final se elevó 0.5% el mes pasado, el mayor ascenso desde septiembre de 2012.

Eso siguió a un declive de 0.4% en abril.

En el año a mayo, el IPP se redujo 1.1% marcando el cuarto mes seguido de disminuciones anuales. Los precios se retrajeron 1.3% en los 12 meses a abril, el mayor descenso desde el 2010.

Los economistas esperaban un incremento de 0.4% para la lectura mensual de mayo y una caída de 1.1% anual.

Un brusco declive en los precios del crudo desde el año pasado y la fortaleza del dólar han pesado sobre los precios al productor.

Si bien la escalada de los precios del crudo alivia parte de la presión a la baja sobre la inflación, la tendencia alcista de los precios al productor será gradual debido a la fortaleza del dólar.

La moneda estadounidense ha subido 13.2% contra las divisas de los principales socios comerciales de Estados Unidos desde junio de 2014.

La estabilización de los precios al productor debería apoyar la opinión de que la Reserva Federal subirá las tasas de interés este año.

El mes pasado los precios de la gasolina aumentaron 17%, el mayor incremento desde agosto de 2009.

Los precios de los alimentos avanzaron 0.8% en mayo, la mayor subida en algo más de un año, cortando cinco meses consecutivos de declives.

Los precios más altos de los alimentos fueron impulsados por una escasez de huevos después de un brote de gripe aviaria que llevó al sacrificio a millones de gallinas.

Los precios de los huevos al por mayor subieron un récord de 56.4% el mes pasado.

Si bien el derrame de los precios al productor a los precios al consumidor se ha debilitado, los mayores costos de gasolina y comida probablemente se trasladen al índice de precios al consumidor de mayo, que se conocerá la próxima semana.

Una medida clave de las presiones subyacentes de los precios al productor que no cuenta alimentos, energía ni servicios comerciales se redujo 0.1% el mes pasado tras subir 0.1% en abril. El llamado IPP estructural subió 0.6% en los 12 meses a mayo.

 

Siguientes artículos

bmv
BMV baja por preocupaciones sobre Grecia
Por

El índice IPC , que agrupa a las 35 acciones más negociadas, perdía un 0.16% y se ubicaba en 44,551.47 puntos.