Los aumentos de los precios a los productores, si no son asumidos por los intermediarios o minoristas, generalmente se traspasan a los consumidores.

 

Reuters

BRUSELAS.- Los precios a los productores de la zona euro desafiaron las expectativas de una leve alza y se mantuvieron estables en agosto frente a julio, subrayando la ausencia de presiones inflacionarias, por lo que el Banco Central Europeo podría mantener su política expansiva para ayudar a la recuperación.

PUBLICIDAD

La oficina de estadísticas de la UE dijo el viernes que los precios de fábrica en los 17 países que comparten el euro se mantuvieron estables en el mes, luego de una revisión a la baja de la cifra de julio a un alza de un 0.2%. Economistas consultados por Reuters esperaban un aumento de un 0.1%.

Los precios a los productores cayeron un 0.8% comparado con el mismo período del año previo, después de que se mantuvieron estables en julio y crecieron un 0.2% en junio.

Los aumentos de los precios a los productores, si no son asumidos por los intermediarios o minoristas, generalmente se traspasan a los consumidores, lo que convierte al indicador en una buena medición de las presiones inflacionarias.

El Banco Central Europeo quiere mantener la inflación al consumidor bajo el 2%. El banco espera que la inflación de todo el 2013 se sitúe entre un 1.4 y un 1.6%.

La inflación al consumidor fue de un 1.1% interanual en septiembre y analistas esperan que baje más en los próximos meses.

Las presiones a los precios cayeron a su menor nivel en casi cuatro años, aun cuando la economía de 9.5 billones de euros salió de su recesión más prolongada en el segundo trimestre.

El BCE dejó su tasa de interés clave en un récord mínimo de un 0.5% el miércoles y economistas esperan que la mantenga sin cambios por un período prolongado de tiempo, aunque el banco ha indicado que está listo para una nueva flexibilización si la naciente recuperación requiere de apoyo.

Los aumentos de los precios de la energía, que suelen ser el principal motor del índice general, se desaceleraron a un 0.2% en agosto, luego de un aumento de un 0.6% en julio.

Los precios de los bienes de capital y de los bienes durables de consumo, como automóviles y electrónicos, se mantuvieron estables en agosto respecto a julio.

Los precios en fábrica en Alemania, España y Portugal cayeron en un 0.1% en el mes en agosto.

Francia, la segunda mayor economía del bloque, vio un aumento de un 0.3%, e Italia, la tercera más grande, reportó un alza de un 0.2%.

 

Siguientes artículos

Disputa fiscal en EU afectará mercados: Banco de Japón
Por

El BOJ mantuvo el viernes su enorme programa de estímulo y ofreció una visión levemente más optimista sobre el gasto de...