El Departamento del Trabajo dijo que los precios bajaron 2.8% en enero, su mayor caída desde diciembre de 2008, lo que da señales sobre que las presiones inflacionarias internas podrían continuar. 

 

 

PUBLICIDAD

Reuters

 

Los precios de las importaciones en Estados Unidos registraron en enero su mayor caída en seis años, una señal de que las presiones inflacionarias internas podrían permanecer contenidas durante un tiempo.

El Departamento del Trabajo dijo el viernes que los precios de las importaciones bajaron 2.8% el mes pasado, el mayor declive desde diciembre de 2008, tras retroceder en una cifra revisada de 1.9% en diciembre.

Enero fue el séptimo mes consecutivo de declive en los precios de las importaciones.

Economistas consultados por Reuters proyectaban que los precios de las importaciones bajarían 3.2% el mes pasado tras una caída informada previamente de 2.5% en diciembre.

En los 12 meses hasta enero, los precios de las importaciones declinaron 8.0%, la mayor baja interanual desde septiembre de 2009.

Los precios del crudo se han desplomado casi 60% desde junio de 2014 y una mayor producción de esquisto en Estados Unidos y la debilidad de la demanda global provocaron un exceso de suministro en el mercado.

Al mismo tiempo, el dólar se ha fortalecido significativamente frente a las divisas de los principales socios comerciales de Estados Unidos, lo que ha hecho que la inflación se aleje aún más de la meta del 2% de la Reserva Federal.

Pese a la baja inflación, los mercados esperan que el banco central de Estados Unidos comience a elevar las tasas de interés en junio. La Fed ha mantenido su tasa de interés a corto plazo cerca de cero desde fines de 2008.

Los mercados prevén que datos que serán publicados la próxima semana muestren que los precios al productor bajaron en enero por tercer mes consecutivo.

El mes pasado, los precios del petróleo importado se desplomaron 17.7%, la mayor caída desde diciembre de 2008, después de caer 12.4% en diciembre.

Los precios de los alimentos importados cedieron 2.2% en enero, la mayor baja desde febrero de 2012.

También hubo declives en los precios de bienes de capital importados, automóviles y bienes de consumo excluyendo autos.

Los precios de las importaciones excluyendo al petróleo bajaron 0.7% el mes pasado, en la mayor caída desde marzo de 2009, tras permanecer estables en diciembre.

El Departamento del Trabajo también dijo que los precios de las exportaciones bajaron 2.0% en enero, el mayor declive desde octubre de 2011, tras caer 1.0% en diciembre.

La fortaleza del dólar está minando la competitividad de las exportaciones estadounidenses.

Los precios de las exportaciones cayeron en forma casi generalizada. Los costos de bienes no agrícolas y de suministros industriales y materiales registraron sus mayores declives desde 2008.

Los precios de las exportaciones de bienes de consumo excluyendo autos anotaron su mayor retroceso desde 2009.

En los 12 meses hasta enero, los precios de las exportaciones cayeron 5.4%, el mayor declive interanual desde septiembre de 2009.

 

 

Siguientes artículos

Alemania impulsa crecimiento de zona euro en cuarto trimestre
Por

La región creció 0.3% en cuarto trimestre, cifra mayor a la esperada por analistas, gracias a que la economía alemana se...