A los empresarios les preocupa que la falsificación de facturas se equipare con la delincuencia organizada, pues podría generar arbitrariedades, dijo Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Estamos completa y absolutamente de acuerdo con leyes que persigan a los que defraudan al fisco y usen facturas falsas para disminuir sus contribuciones, pero no estamos de acuerdo con que esto se lleve, en el caso de los contribuyentes que optaron por este camino inadecuado, a equipararlo con la delincuencia organizada”, indicó el empresario.

TAMBIÉN LEE: Así es la reforma que va contra empresas fantasma y facturación falsa

Por ello, el organismo se acercará a la Cámara de Diputados para que esta ley no provoque temores innecesarios entre los contribuyentes.

“No es adecuado equiparar un delito fiscal a delincuencia organizada…Se puede dar lugar a arbitrariedades que nos preocuparía en un futuro”, reiteró Salazar Lomelín.

De acuerdo con el Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2020, se espera que a enero de ese año, la defraudación fiscal sea tipificada como delito grave y la emisión de facturas falsas como delincuencia organizada.

“La motivación de esas medidas está en línea con la racionalidad económica que sugiere que para evitar el cometimiento de un delito es necesario, tanto aumentar la percepción del riesgo de ser detectado, como endurecer las sanciones en caso de ser declarado culpable por la autoridad”, indica la iniciativa.

Esto implicará la renovación, uso de tecnología y herramientas de inteligencia artificial de las áreas de fiscalización y control de la autoridad
fiscal.

 

Siguientes artículos

Pemex ‘patea’ deuda por 7,500 mdd
Por

La empresa petrolera más endeudada del mundo presumió que fue la transacción más grande de su historia.