La presidenta de la región de Madrid, Cristina Cifuentes, renunció este miércoles tras un mes turbulento para la integrante del conservador Partido Popular (PP), que incluyó denuncias de que había falsificado un título de maestría y la difusión de un video en la que se le muestra detenida tras robar en un supermercado en 2011.

Cifuentes ha confesado que ya tenía tomada la decisión de dimitir y que pensaba hacerla pública el próximo 2 de mayo, pero la divulgación de este miércoles de un video registrado en 2011 y donde aparece ella aparentemente hurtando cremas faciales en un supermercado ha acelerado su dimisión.

“Tomé la decisión de dar un paso atrás para evitar un gobierno de izquierda radical en Madrid”, aclaró la ahora expresidenta de la región, en relación con la moción de censura que planteó el partido socialista el pasado 6 de abril y que Cifuentes consideró que tenía posibilidades “reales” de prosperar con el apoyo de Podemos y Ciudadanos.

Madrid siempre ha sido un bastión para el partido de centroderecha, liderado por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pero se encuentra ahora bajo una creciente presión del centrista partido Ciudadanos, que encabeza los sondeos de cara a una próxima elección en medio de los escándalos de corrupción del PP.

El video del circuito cerrado de un supermercado madrileño divulgado este miércoles por el medio digital OKDiario mostró a Cifuentes siendo detenida por un guardia seguridad que vaciaba su cartera después de haber sido acusada de hurtar una crema antienvejecimiento.

Antes de presentar su renuncia, Cifuentes dijo que el robo de la crema, cuyo valor alcanzaba unos 40 euros (916.40 pesos), había sido un “error involuntario” y que con su publicación se habían “traspasado todas las líneas rojas”, pues considera que tenían no solo la intención de “acabar con un adversario político, sino que también destruir a la persona”, dijo en conferencia de prensa.

Cifuentes, de 53 años, ya estaba fuertemente presionada tras reconocer que tuvo un trato favorable para obtener una maestría en la Universidad Rey Juan Carlos en 2012.

El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, declaró que Cifuentes hizo “lo que tenía que hacer, que era obligada su dimisión en esta situación”.

Para el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, “Madrid tiene al frente un partido podrido por la corrupción”, dijo en entrevista con el programa Al rojo vivo, del canal de televisión La Sexta. Sánchez dijo que “la única forma de que se regenere la vida democrática es con un presidente nuevo y un gobierno nuevo con el partido socialista”, añadió.

El socialista hacía estas declaraciones con el ojo puesto en las próximas elecciones municipales y regionales, en mayo de 2019.

En este sentido, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, declaró que su partido apoyaría al candidato que propusiera el PP para sustituir a Cifuentes siempre que fuera “limpio”.

“No solo [la dimisión] se ha hecho el ridículo por esperar tanto tiempo, sino que además [el PP] lo han mezclado con un juego sucio entre ellos: querellas entre ellos, videos filtrados que en este caso que afectan a Cifuentes… el señor Rajoy lo podría haber evitado”, declaró este miércoles.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, evitó entrar en valoraciones del video difundido por Okdiario: “Es falso periodismo de cloaca, con sectores del PP utilizando gentuza para destruir a un ser humano. Creo que Cifuentes debe dimitir pero por el caso del máster y el caso Lezo”, comentó, en relación con una trama de corrupción que afecta al anterior gobierno del PP en la región de Madrid.

Con información de Reuters. 

 

Siguientes artículos

Inspirato: la importancia de trascender el lujo y el descanso
Por

Destinos verdaderamente únicos y fascinantes, con servicios y experiencias personalizadas que superan las expectativas d...