El presidente de Argentina, Mauricio Macri, afronta la primera huelga nacional de su mandato, debido a los crecientes conflictos sociales, luego de que la principal central sindical del país reforzó el paro general contra el mandatario al que acusa de golpear a los trabajadores con un ajuste de la economía.

Los sindicatos del transporte público, educación y salud se unieron al paro convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) y las dos facciones de la Central de los Trabajadores de Argentina (CTA), que se unen a las protestas por los ajustes económicos que han reducido la capacidad de compra de los asalariados en medio de una alta inflación.

La huelga, a la que se han añadido otros sindicatos, se da después de una serie de fuertes protestas que en marzo mostraron las trabas que encuentra el gobierno de Macri para aplicar su plan de apertura de la economía.

El mandatario, que llegó al poder gracias a una alianza de centroderecha, consideró al paro una protesta de tinte político que busca desestabilizar al gobierno, ya que la mayoría de sus líderes son peronistas que buscan desprestigiarlo de cara a los comicios de octubre próximo.

PUBLICIDAD

Buenos Aires, la capital argentina, tuvo varios bloqueos de partidos políticos y organizaciones sociales de izquierda que apoyan la huelga, es por eso que la policía aseguró el tránsito, para lo que utilizó carros hidrantes con el fin de retirar a los manifestantes.

“Le digo a la gente que venga a trabajar, estamos logrando que gente pueda llegar a Buenos Aires y moverse con libertad… una de las cosas que tenemos que hacer en Argentina es perder el miedo a las mafias”, dijo a la prensa local la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Carlos Acuña, uno de los líderes de la CGT, dijo que el paro es un éxito que “ha mostrado la disconformidad con la política económica” y advirtió que el presidente “está desubicado” y habla como si se creyera “dueño de la verdad”.

Hace tres meses, Macri salió ileso luego de que un grupo de al menos diez personas apedreó el auto en el que viajaba hacia la provincia de Neuquén para inaugurar un centro turístico, en medio de una protesta contra su política económica.

A través de un breve comunicado, la presidencial Casa Rosada explicó que el auto terminó con los vidrios rotos; sin embargo, el mandatario argentino continuó su camino hacia el evento para continuar con su agenda “en forma normal”.

También puedes leer: Argentina investigará a Macri por Panama Papers

 

Siguientes artículos

The-Home-Depot
The Home Depot renovará su presidencia en México
Por

Ricardo E. Saldívar Escajadillo, actual presidente y director general de The Home Depot México, se retirará de la compañ...