El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir,  manifestó su satisfacción por la decisión del gobierno de México de realizar auditorías a los contratos del grupo.

 

Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL, dijo que se siente “avergonzado, ofendido e indignado” por el procedimiento del ex directivo de OHL México, Pablo Wallentin, ante nuevas conversaciones telefónicas en las que habla de supuestos pagos a magistrados.

PUBLICIDAD

“No comprendo su actuación, hay que estar loco para hacer cosas de ese tipo en una empresa como la nuestra”, declaró el empresario en referencia a estas nuevas grabaciones” informó la agencia Europa Press.

El 11 de mayo de 2015, OHL,  Pablo Wallentin Crawford, renunció a su cargo dentro de la empresa tras el escándalo de las grabaciones en donde está implicado. El Consejo de Administración de la empresa aceptó la renuncia de Wallentin como directivo de la compañía y consejero suplente en las empresas filiales de la compañía.

“Lamento su comportamiento y me avergüenza que un empleado de entre los 25,000 que tiene el grupo en los treinta países en que está presente no haya cumplido el código ético de la empresa”, declaró el empresario en relación a este caso, pese a denunciar que las grabaciones se obtuvieron “de forma ilegal”.

Sobre la supuesta alteración de precios de peaje, Villar Mir expresó que son “falsas”. Además, el directivo  manifestó su satisfacción por la decisión del gobierno de México de realizar auditorías a los contratos del grupo.

“Celebro que se hagan auditorías, porque son ‘tirar a parado’, los hechos son los que son y las auditorías lo comprobarán”, declaró el empresario, que insistió en que el grupo siempre “cumple hasta la última coma con todas las exigencias y plazos de los contratos” y que está sufriendo una campaña de “difamación y calumnias” en México. “Todo es mentira”, aseveró y aseguró que la compañía sigue analizando tomar todo tipo de medidas legales, tanto civiles como legales.

 

Mantiene apuesta por México

A pesar del escándalo, Villar Mir aseguró que OHL seguirá trabajando e invirtiendo en México.

“México es como mi segunda nacionalidad, porque a ningún país le he dedicado tanto tiempo, trabajo, esfuerzo e inversión, y se lo voy a seguir dedicando”.

México representa el tercer mercado más grande para OHL por generación de ingresos. Cada año logra contratos de entre 500 y 1,000 millones de pesos.

“Hemos realizado ya inversiones por un total de 59,266 millones de pesos en el país, donde figuramos y actuamos como una empresa mexicana, y donde seguiremos invirtiendo”.

 

Siguientes artículos

Mazatlán es sede de la II Macrorrueda de Turismo de la Alianza del Pacífico
Por

Mazatlán, Sinaloa.- Con la participación de más de 350 empresarios de Chile, Colombia, México y Perú, así como la asiste...