Una de las metas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para el final de este sexenio es aumentar de 38.2 a 50% el número de alumnos que cursa la educación superior; sin embargo, el presupuesto para este año en materia educativa es insuficiente para alcanzar este objetivo y poner en marcha los compromisos de la nueva reforma educativa, estimó una experta.

En la reforma educativa de 2019, que generó el actual gobierno, está estipulado que “la obligatoriedad de la educación superior corresponde al Estado”, por lo que las autoridades federal y locales deberán crear políticas de inclusión, permanencia y continuidad, además de que “proporcionarán medios de acceso a este tipo educativo”, según la fracción X del artículo 3 constitucional.

De igual manera se estableció un fondo especial para asegurar dicha obligatoriedad, y así atender las necesidades de infraestructura, aunque esto no está previsto en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, explicó Thamara Martínez Vargas, del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Lee también: SEP anuncia programa para que todo joven pueda cursar la educación superior

Más matrícula universitaria con menos dinero

Tras un análisis a través de un algoritmo en los bienes, infraestructura, docentes, planes y demás de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) se logró incrementar, “sin invertir un peso”, la matrícula de ambas universidades, un 10 y 15% respectivamente, detalló el titular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán.

Si se quiere aumentar la matrícula estudiantil se necesita una estrategia clara e integral de cómo alcanzar esa meta, lo cual no hay, además con el presupuesto previsto para 2020 en materia educativa y la distribución que tiene se ve difícil romper la tendencia de 38% personas en educación universitaria, sentenció Martínez Vargas.

Las escuelas que operan carecen de varios servicios, se tienen que dar los servicios óptimos para que se albergue a todos los alumnos que se pretende matricular, en todos los niveles”; delineó la experta en finanzas públicas.

Las cuentas no dan para la reforma

El PEF 2020 registró aumento marginal del 0.7% para el sector educativo, sin embargo hubo recortes importantes en la mitad de las 12 subfunciones de este gasto, en tanto los aspectos relacionados con el deporte tuvieron un aumento, al igual que las becas para media superior, refirió la investigadora del CIEP.

“Para los compromisos que se hicieron en la reforma educativa, el presupuesto que se aprobó es insuficiente, o se requiere reestructurarlo, porque si quieres hacer obligatorio dos nivele (inicial y superior) se requiere infraestructura”, indicó.

Te puede interesar: AMLO quiere que la educación superior sea obligatoria, pero hay crisis en el sector

Dentro del presupuesto educativo para este año, el monto destinado para compra de muebles e inmuebles tuvo un descenso, así como el de obra pública, el cual fue de casi 47% respecto a 2019. En contraste el gasto corriente que alberga la nómina de los docentes aumentó un 0.8%, señaló.

Del total de 326,282,716,298 de pesos que se destinaron para educación en este año, el 0.23% va destinado para inversión física, es decir, bienes inmuebles y muebles, así como obra pública; en tanto que 99.70% va para gasto corriente que incluye servicios personales, materiales y suministros, servicios generales, entre otros.

“Para fortalecer de manera más significativa el sistema educativo y la expansión de la educación, un buen lugar sería un gasto en la infraestructura”, aseguró Martínez Vargas.

 

Siguientes artículos

amlo avion
Quien no quiera viajar conmigo, que procure comprar boleto para otro día: AMLO
Por

La disculpa de AMLO se dio luego de que en días pasados una familia decidió bajarse del avión donde coincidió con el pre...