El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) realizó el foro “Proyecto de Presupuesto 2019 frente a la encrucijada del cambio de Gobierno” donde expuso que el proyecto de presupuesto para el próximo año de El Salvador busca cubrir el servicio de la deuda, pero no el bienestar de su población.

En materia de ingresos, el proyecto plantea una carga tributaria bruta del 17.9% para 2019, por debajo del 18.6% estimado por Icefi; lo que implicaría una caída de la carga tributaria bruta hasta los niveles observados en 2013.

Esta disminución está relacionada en los efectos de la regularización tributaria temporales que se dieron solamente en 2018; así como a la declaración inconstitucional que la anterior Sala de lo Constitucional estableció sobre los decretos 762 y 764 por vicio de forma.

La proyección de egresos de El Salvador para 2019, el cual totalizó en 6,733.2 millones de dólares (mdd), lo que representó un crecimiento de 23.8% mas que al presupuesto vigente al 31 de agosto, durante el foro “El Proyecto de Presupuesto 2019 frente a la encrucijada del cambio de Gobierno”.

Este cálculo se dio por el incremento del pago de la deuda que fue de 800 mdd, sin tomar en cuenta la posibilidad de que los inversionistas ejecuten la venta de más 286.5 mdd que pudieran exigir para 2019.

El nivel de gastos para el gobierno de El Salvador se sitúa en 5,642.7 mdd, equivalente al 20.9% del PIB, por debajo del 22.2% esperado para el cierre de 2018, donde se excluyó el monto de amortizaciones de la deuda e incluyendo los gastos del sistema previsional. Según el ICEFI este nivel es el más bajo de gasto del gobierno del presidente Sánchez Cerén.

Te puede interesar: Crece a 1,299,000% la inflación en Venezuela

Además del aumento del servicio de la deuda, los otros incrementos están asociados al sistema de pensiones y fideicomiso de obligaciones previsionales (FOP) y del financiamiento al régimen de pensiones de previsión social de la fuerza armada.

También hubo una mayor asignación a las municipalidades, al Tribunal Supremo Electoral por la contienda presidencial, el financiamiento al fideicomiso de los XII Juegos Deportivos Centroamericanos, con sede en la ciudad de Santa Tecla y un incremento de los subsidios al gas propano y a la energía eléctrica.

Educación alcanzará 3.69% del PIB en 2019, teniendo un pequeño aumento de 0.02% que se estima para el fin de 2018; sin embargo, el Icefi encontró que es un porcentaje pequeño en comparación con lo que se destinaba en 2009, y que impacta en la caída en la matrícula de todos los niveles educativos.

En el sector salud se presupuesta 2.45% del PIB para el próximo año, levemente superior al 2.41% del PIB del cierre de 2018; pero inferior a los niveles que se tenían en el 2013. Esta partida contrasta con los más de 38 mdd que destinarán los tres Órganos del Estado para contratar seguros de salud privados para sus funcionarios para 2019.

El gasto en desarrollo social del gobierno de El Salvador se ubicará en 9.6% del PIB durante 2019, superior a la estimación de cierre de 2018; sin embargo, caería a niveles mostrados en 2013.

El gasto social del Sector Público no Financiero (SPNF) pasará de 14.7% en 2018 a 14.0% del PIB en 2019. La inversión pública en niñez y adolescencia (IPNA) pasará de 1,666.2 mdd en 2018, vigente a septiembre, a 1,623.7 mdd, equivalente a una caída del 2.5%.

En términos del PIB se observaría una reducción de 0.4 puntos porcentuales, la cual pasará de 6.4% en 2018 a 6% en 2019, una tendencia que se ha presentado desde 2007 y, una reducción de medio punto porcentual en términos de gasto público total.

El Instituto remarcó que el déficit fiscal planteado, para 2019, para el Sector Público no Financiero (SPNF), incluyendo el gasto derivado del sistema previsional, sería de 3.7% mayor al 3.1% estimado por Icefi para el cierre de 2018.

Con los valores previstos, la deuda del Gobierno Central se mantendría en alrededor del 45.0% del PIB, reportando cierto estancamiento respecto al valor estimado por Icefi para el cierre 2018.

Sin embargo, al incluir la deuda derivada del sistema previsional, se mantendría una tendencia creciente, hasta alcanzar, el Gobierno Central, 67.4% del PIB, por encima del 66.9% esperado para 2018.

El Salvador es el país peor evaluado de toda América Latina en el índice de Presupuesto Abierto, en el apartado de participación ciudadana durante el ciclo presupuestario, al obtener una nota de 6 sobre 100 y de no aprobarse y con la obligación de pagar 800 mdd en bonos en 2019, el país estaría en las vísperas de una crisis fiscal de gran envergadura.

En el evento, el Icefi realizó una serie de recomendaciones al presupuesto de El Salvador para brindar mayores recursos y tener mayores impactos en el bienestar social.

Entre éstas destacan que el Ministerio de Hacienda publique sus proyecciones de recaudación adicional por reducción del incumplimiento tributario, de la defraudación tributaria o aduanera, la meta de facilitación del cumplimiento de los contribuyentes, y otras metas, que permitan monitorear el desempeño de la administración tributaria.

Urgió evitar aprobar iniciativas de ley que contengan exenciones, exoneraciones y/o incentivos sin estudios técnicos que demuestren que los beneficios sean más altos que sus costos.

Planteó eliminar los seguros de salud para funcionarios públicos y trasladar esos recursos para fortalecer el sistema público de salud, especialmente para la compra de vacunas y medicinas.

Reducir sustancialmente los gastos reservados de la inteligencia del Estado y reorientarlos al ramo de educación, especialmente a aumentar la cobertura de la educación. Incluir en el decreto de aprobación que el proyecto de presupuesto de 2020 se tendrá que elaborar bajo el enfoque de presupuesto por programas con enfoque de resultados.

Para ello, además, se recomienda crear una mesa interinstitucional entre las instituciones públicas y las organizaciones de sociedad civil interesadas en el tema, para diseñar una estrategia que permita la apertura por sexo de los indicadores de la gestión del presupuesto por resultados.

Se debe establecer en el decreto de aprobación que el Ministerio de Hacienda, la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia  y el Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA) conformarán una comisión técnica especializada en niñez y adolescencia, la cual definirá los lineamientos metodológicos para el cálculo contable de la Inversión Pública en Niñez y Adolescencia (IPNA), así como para la elaboración de un informe cuatrimestral consolidado de la ejecución presupuestaria de la (IPNA).

El Icefi exigió a la Asamblea Legislativa establecer mecanismos que permitan la participación ciudadana en todas las fases del ciclo presupuestario, así como la creación de una comisión que conduzca el diálogo y la negociación para alcanzar un acuerdo fiscal que permita cumplir con las metas establecidas en la Ley de Responsabilidad Fiscal, pero sobre todo que devuelvan a la política fiscal la capacidad de garantizar derechos, potenciar el desarrollo y consolidar la democracia.

El Foro donde se anunció el presupuesto de El Salvador contó con el apoyo de Oxfam y en el mismo participaron representantes de las fórmulas presidenciales y líderes de organizaciones sociales

 

Siguientes artículos

Crece a 1,299,000% la inflación en Venezuela
Por

Los elevados precios en Venezuela, que atraviesa su quinto año de recesión, impactan en el ingreso de los su pueblo y ha...