Desde que comenzó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador e incluso antes con personajes que llegarían estar en el gabinete, el debate por regularizar la mariguana para usos recreativos y medicinales estuvo en la mesa.

Antes de ser secretaria de Gobernación con AMLO, Olga Sánchez Cordero se mostraba a favor de la despenalización de la mariguana y la amapola, como una medida adicional para combatir la violencia ligada al narcotráfico.

Quien aún era senadora, presentó a inicios de noviembre de 2018 una iniciativa que expide la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, con el fin de contar con un marco legal para el uso de la mariguana con fines personales, científicos y comerciales.

La iniciativa publicada en la Gaceta Parlamentaria del Senado y que fue presentada al pleno, constaba de 79 artículos y 6 transitorios, donde de detalla la regulación de la mariguana.

Ese mismo mes de noviembre, una sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) abrió la puerta al consumo recreativo de la mariguana, al conminar a los demás tribunales del país a levantar la prohibición que pesa sobre su consumo recreativo.

“Esto representa un gran paso para la despenalización de la mariguana. De manera jurídica para la creación de una ley, una comisión de salud en la cámara de Senadores o de Diputados o una iniciativa ciudadana puede presentar un proyecto de ley para la despenalización de la mariguana”, dijo David Pérez Mondragón, abogado administrativo de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Aunque Pérez Mondragón precisó que los amparos únicamente pueden obtenerse de manera individual. “Es forzosamente necesario acudir a la Cofepris”, comentó el abogado.

El camino para la mariguana recreativa y medicinal en el gobierno de López Obrador parecía lograr avances para una regulación.

Pero el 28 de marzo de este año, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), la Secretaría de Salud revocó los “Lineamientos en materia de control sanitario de la cannabis y derivados de la misma”, publicados el 30 de octubre de 2018.

Al analizar los lineamientos, la Cofepris determinó que esos lineamientos contravienen el marco de lo mandatado en el Decreto por el que se reformó la Ley General de Salud en 2017, por haber excedido su propósito al autorizar la comercialización de diversos productos con derivado del cannabis (THC) en usos distintos a los médicos y científicos.

El 14 de agosto, Julio Menchaca Salazar, presidente de la Comisión de Justicia del Senado, informó que a mediados de septiembre se tendría un dictamen de la iniciativa para regular el uso del cannabis para fines recreativos, de producción y su comercialización.

En conferencia de prensa detalló que tiene que ser así porque, a finales del mismo mes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarará anticonstitucionales cinco artículos de la Ley de Salud relacionados con el tema.

Inmediatamente el día siguiente, el 15 de agosto, la SCJN ordenó a la Secretaría de Salud emitir en los próximos meses un reglamento que permita el uso de la mariguana o cannabis para fines medicinales.

La instrucción de crear las directrices, que se ha postergado largamente, fue resultado de un caso presentado ante la Suprema Corte, que encontró violaciones a los derechos humanos de un niño que requiere utilizar derivados de la planta como THC (tetrahidrocannabinol).

La resolución de la SCJN revocaba la decisión de la Secretaría de Salud a través de la Cofepris.

 

La mejor del mundo

El valor del mercado tanto legal como ilegal es de 150,000 millones de dólares, de acuerdo con Euromonitor.

La Asociación Nacional de la Industria del Cannabis (ANICANN) espera que el mercado de la mariguana medicinal y recreativa generaría una derrama de 1,500 millones de dólares y se esperaría una recaudación de 30% de impuestos.

En caso de que sea aprobada la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, está podría ser más permisiva que la que actualmente hay en Canadá.

“Advertimos la ley un poco más permisiva que la de Canadá, porque te da permiso al auto cultivo, es algo que Canadá no tiene. Tenemos que esperar a ver qué es lo que cambia y es evidente que una iniciativa cambia bastante”, dijo Emilio Rascón fundador de la asociación civil Barbas Rossa’s, especializada en la lucha por la regulación de la mariguana.

Lo que Barba Rossa’s ve como positivo en la iniciativa de Cordero es:

  • Es una iniciativa particular.
  • Se tiene derecho de tener hasta 20 plantas y producir menos de 400 gramos al año. Existen modalidades para la mariguana como la medicinal, el comercio y las cooperativas.

Los puntos negativos:

  • El registro de las plantas ante la autoridad es una situación que se nos hace fuera de lugar. ¿Para qué quieren que se registren las plantas?
  • La limitación del número de plantas y la cantidad de gramos que puedes producir, ya que esto va un poco en contra de algunos derechos fundamentales.

El debate de la mariguana sigue aun en la mesa y en septiembre se tendrá el dictamen de la iniciativa para regular el uso del cannabis para fines recreativos, de producción y su comercialización. Pero lo que es un hecho es que la mariguana mexicana es una de las mejores, según la secretaria de Gobernación.

“Nuestra mariguana originaria es de las mejores y de mejor calidad en el mundo”, dijo Sánchez Cordero en el programa John & Sabina.

Al ser cuestionada sobre la regulación de otras drogas aparte de la mariguana, Sánchez Cordero aseguró que se debe ir paso a paso.

“Yo creo que tenemos que ir por partes y en terreno muy firme. Primero la mariguana (…) darles su tiempo a los estados, no es lo mismo Ciudad de México que Guanajuato”, comentó.

Te recomendamos: Nuestra mariguana es de las mejores del mundo: Sánchez Cordero

 

Siguientes artículos

Primer informe: le vendría bien una autocrítica
Por

Sería deseable que se aprovechara esta oportunidad coyuntural para esclarecer diversos temas que, en los primeros nueve...