Reuters.- Es probable que el primer ministro británico, Boris Johnson, enfrente una investigación sobre si engañó a los legisladores sobre sus violaciones a las normas de confinamiento por el Covid-19, después de que su gobierno abandonó inesperadamente un intento por retrasar una confrontación en el Parlamento.

Los partidos de la oposición se aseguraron el derecho a celebrar una votación sobre si Johnson debe ser investigado por desacato al Parlamento por la Comisión de Privilegios.

Los partidos de la oposición acusan a Johnson de haber mentido a la Cámara de los Comunes sobre las fiestas en Downing Street durante los confinamientos, luego de que en diciembre dijo a la Cámara baja del Parlamento que “se siguieron completamente todas las directrices”.

Johnson se encuentra de viaje oficial en India y su gobierno había tratado de retrasar la decisión sobre cualquier investigación hasta que la policía complete su investigación sobre las supuestas infracciones a las medidas de confinamiento.

Pero los ministros retiraron una enmienda justo antes de que comenzara el debate en la Cámara de los Comunes.

El portavoz de Johnson dijo que se había dicho a los legisladores del Partido Conservador que podían votar como quisieran o no asistir a la votación. Eso significa que la investigación parlamentaria podría ser aprobada más tarde el jueves.

Si se aprueba, Johnson podría enfrentarse a la publicación de más pruebas de fiestas con alcohol en el seno del gobierno durante el estricto confinamiento que ordenó en el país.

Algunos conservadores se habían mostrado incómodos ante la perspectiva de que se les ordenara oponerse a un mayor escrutinio de un asunto que ha dañado la confianza de los votantes en el gobierno.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Johnson se disculpó el martes ante la Cámara de los Comunes después de que la policía le multó por incumplir las órdenes de confinamiento. Dijo que no sabía en ese momento que una reunión de cumpleaños en pleno apogeo de la pandemia constituía una infracción de las restricciones que él mismo había establecido.

La policía sigue investigando los hechos y Johnson podría recibir más multas.

Engañar deliberadamente al Parlamento representa una infracción del código ministerial, y por convención los ministros que lo hacen deben dimitir. Johnson ha admitido haber cometido un error, pero ha dicho que no ha engañado deliberadamente al Parlamento.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Google Telegram antomonopolio
Rusia multa a Google por noticias falsas y contenidos de extrema derecha
Por

El organismo de control de las comunicaciones de Rusia dijo a principios de este mes que estaba tomando medidas para san...