Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda explicó que el pago por cupón de la primera emisión será de 8%, con una tasa fija a 23 años.

 

La primera emisión de los Certificados de Infraestructura Escolar Nacional (CIEN), mejor conocidos como ‘bonos educativos’, que se realizó ayer en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), fue por 8,581 millones de pesos, cifra menor a la esperada por Fitch Ratings de México y el mismo gobierno federal, que en la primera ronda estimaban un levantamiento de capital por hasta 15,000 mdp, con una tasa de interés nominal.

PUBLICIDAD

La primera etapa de los CIEN contempla la mejora en infraestructura durante el cierre de 2015 y 2016 de más de 16,000 escuelas en el país, la cuales, el listado se encuentra disponible en los lineamientos y guía operativa publicados el pasado 19 de octubre en la página de internet del Instituto Nacional de Infraestructura Educativa (Inifed).

Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda explicó que el pago por cupón de la primera emisión será de 8%, con una tasa fija a 23 años.

El pago de 8%, declaró el funcionario, se dará de manera semestral y el diferencial será de 135 puntos base frente al bono M31 del gobierno federal.

Además, agregó que en la colocación se recibieron 42 posturas por 14,822 mdp provenientes de 23 inversionistas institucionales como Afores, aseguradoras, banca de desarrollo y fondos de inversión, entre los que hizo referencia a dos: BBVA Bancomer y Bank of America-Merrill Lynch.

Al cuestionarle sobre la cifra obtenida en la primera emisión, Aportela se mostró optimista y adelantó que el calendario de las siguientes colocaciones se irá dando conforme al movimiento en los mercados.

“Aunque ayer fue un día complicado en los mercados financieros, inicialmente por la decisión del Banco Central Europeo (BCE). Podemos decir que nos fue muy bien por la cantidad de participantes interesados, lo que demuestra que a pesar del clima tan adverso por el que atravesamos, el interés por esta clase de instrumentos se mantiene”, precisó a medios de comunicación tras la ceremonia del listado en la BMV.

En el mismo sentido, Emilio Romano, CEO de Bank of America-Merrill Lynch para México, dijo en entrevista con Forbes México que esta primera salida fue exitosa, debido a que sólo se tenía previsto colocar  4,000 mdp.

La institución  fungió como colocador del instrumento y Romano adelantó que la entidad planea lanzar nuevas emisiones del mismo vehículo en 2016.

“Nuestro papel no fue como comprador del título, nosotros fungimos como emisor. Apoyamos al gobierno federal en la colocación de los títulos ante el público inversionista”, precisó Romano.

La proyección que se tiene respecto a las siguientes emisiones para llegar al objetivo de los más de 50,000 mdp que contempla el programa promovido por la Secretaria de Educación (SEP) es de la siguiente manera:

  • En lo que resta de este año y el próximo se tiene un estimado de 20,000 mdp
  • En 2017 se contempla una emisión por 15,000 mdp
  • Al cierre del programa, en 2018 el gobierno espera levantar con los CIEN los 20,000 mdp restantes

Bank of America-Merrill Lynch.

Hace unas semanas, las evaluadoras de riesgo Fitch Ratings y Standar & Poor’s dieron la máxima calificación a los CIEN.

La primera asignó una nota de largo plazo de ‘AAA (mex)vra’, mientras que S&P le dio una calificación de ‘mxAAA’.

Sin embargo, en los lineamientos publicados por el Inifed no se precisan los beneficios fiscales ni los beneficios que obtendrán los inversionistas, además, el instrumentos financiero ha sido duramente criticado por analistas debido a que se pondrá una mayor presión a las finanzas de los estados al estar comprometidos los recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), medida que el gobierno federal, en reiteradas ocasiones, ha dicho que los certificados no representa deuda.

 

Siguientes artículos

bolsas-bmv
Acciones de inmobiliaria Cadu caen tras oferta pública
Por

Sus títulos bajaban un 1.10% a 17.80 pesos, desde su precio de colocación de 18 pesos, monto por abajo del rango de entr...