Después de más de seis décadas de vida pública activa, el príncipe Felipe de Inglaterra se retirará de los compromisos reales a partir del otoño.

El esposo de la reina Isabel II, también conocido como el duque de Edimburgo, de 95 años, ha permanecido al lado de la reina durante sus 65 años en el trono y ella lo ha descrito como “mi fuerza y soporte”.

“El príncipe Felipe asistirá a los compromisos previamente agendados entre ahora y agosto, tanto de forma individual como acompañando a la reina”, dijo el palacio de Buckingham a través de un comunicado, aunque podría asistir a ciertos eventos públicos de manera ocasional.

La reina continuará desempeñando su agenda completa de compromisos oficiales, agregó el documento.

El anuncio fue hecho tras una reunión de los trabajadores de más alto rango del Palacio de Buckingham, la cual generó especulaciones sobre la salud de la pareja real, pero que fueron calmados tras darse a conocer la decisión de Felipe de Edimburgo de alejarse de los reflectores.

La longeva pareja, que celebrará 70 años de matrimonio en noviembre, ha estado reduciendo su carga de trabajo en los últimos años, delegando muchas de sus responsabilidades a su hijo y heredero, el príncipe Carlos, así como a sus nietos, los príncipes Guillermo y Enrique.

También puedes leer: La salida de Inglaterra, ¿del Bexit al TPPexit?

 

Siguientes artículos

Nadro, la farmacia de las farmacias, busca nuevos negocios
Por

Los días felices ya no volverán para las distribuidoras de medicamentos. La hoy número uno se reinventa, a la vez que es...