Para 56% de los CEO es prioritario generar mano de obra calificada y a 74% les preocupa la posibilidad de un crecimiento lento o negativo en los países desarrollados.

 

 

Por Mariana López Rodríguez*

PUBLICIDAD

Por quinto año consecutivo, PwC México presenta su Encuesta CEO, cuya finalidad es mostrar el escenario en que interactúan los CEO del país, y a partir de ello prever el desempeño, estableciendo estrategias que respondan al contexto.

Los temas abordados van desde las posibilidades de México como destino de inversión y los intereses del país más allá de las fronteras, hasta aspectos como el sistema fiscal, temas regulatorios, relaciones con el gobierno, contratación de la fuerza laboral y desempeño interno de las organizaciones que definen su estructura e interacción con la comunidad, entre otros puntos que delinean el actuar de los CEO de México.

En la 5ª Encuesta de CEO en México (5ª ECM) de PwC, 10% de los participantes consideran que un cambio en el poder global transformaría su negocio en los próximos cinco años, y 74% están algo o muy preocupados por la posibilidad de un crecimiento lento o negativo en los países desarrollados. Por lo anterior se advierte que los directores en México se mantienen cautelosos respecto del crecimiento que pueda lograr Estados Unidos, y por ello están considerando buscar oportunidades en otras regiones.

Los datos parecen mostrar un fuerte interés de las empresas mexicanas para participar más en Latinoamérica, un mercado natural en términos de cercanía, idioma y cultura, pero también donde tienen mayores oportunidades de crecimiento.

A pesar de la poca relevancia que los directivos en México dan a los países de mayor crecimiento económico, 71% de los participantes en la 5ª ECM están preocupados por un declive en los mercados de alto crecimiento. Además, 47% manifiestan estar algo o muy preocupados por un incremento en el costo de la mano de obra en esos mercados.

La información más notable de la 5ª ECM es la gran confianza en el crecimiento. El 51% de los directivos mexicanos están convencidos de que sus empresas crecerán en los próximos 12 meses. En ese sentido, 74% de los directivos se sienten algo o muy confiados respecto al crecimiento a mediano plazo, y 95% algo o muy confiados ante los próximos tres años. ¿Qué contribuye a tener estos resultados? En términos generales los factores son:

  • La relación entre el Estado y el empresariado.
  • La regulación del gobierno.

La interpretación del papel del gobierno anterior no es completamente negativa: 71% de los CEO dicen que gracias a la regulación gubernamental han logrado mejorar la calidad de sus servicios y productos. Y aunque la administración previa quedó reprobada en la creación de un ecosistema de innovación, 55% de los directivos entrevistados reconoce que su capacidad de innovación ha mejorado gracias a la regulación del gobierno, 51% opinan que, gracias a la mencionada regulación, sus empresas lograron nuevas oportunidades de mercado.

Las prioridades del empresariado para sus compañías son: la generación de mano de obra calificada (así opina el 56% de los encuestados), la creación de trabajo para los jóvenes (45%) y la conformación de un ecosistema de innovación (34%); apenas se expresan sobre la reducción de la pobreza (26%), la creación de infraestructura (26%) o la revisión del sistema de impuestos (13%), aspectos que, como se infiere, consideran que incumben primordialmente al gobierno.

En cuanto a los impuestos, 56% de los CEO en México están extremadamente preocupados por una mayor carga impositiva, cifra muy superior al 32% de los directores generales que compartió esta misma situación en la 17ª Encuesta Global Anual de CEO de PwC.

Más allá del tema de los impuestos, 73% de los CEO encuestados están preocupados por la respuesta del gobierno al déficit fiscal y a la deuda pública que hay en México. En 2013 el déficit fiscal era de 0.4%, en noviembre de 2013 fue aprobado por el Congreso de la Unión un déficit fiscal de 1.5% del PIB, sobre un presupuesto de 4.47 mil millones de pesos. Si se compara con el déficit fiscal promedio de la OCDE en 2010, de 7.5%, se entiende que las políticas mexicanas han sido conservadoras en materia del gasto.

A su vez, el déficit fiscal repercute en otras áreas de riesgo para las empresas; por ejemplo, 61% de los CEO mexicanos están preocupados por la volatilidad en las tasas de cambio. También es notable que a 60% de los CEO entrevistados les inquiete la falta de estabilidad en los mercados de capital, lo cual está en línea con el promedio global que es 59 por ciento.

Entre los grandes motores de transformación destacan los ámbitos: tecnológico, con 86% de las opiniones de los CEO en México; la transición demográfica en México, con 66%, y los cambios en el poder global, con 47%.

Estos datos, entre otros más que contiene la Encuesta, nos muestran cuál es la visión de directores generales del país para hacer un esbozo del desempeño económico y organizacional en los próximos meses en el país.

 

*Directora de Mercadotecnia y Desarrollo de Nuevos Negocios de PwC México ([email protected]).

 

 

Contacto:

www.pwc.com/mx

Facebook: PwCMexico

Twitter: @PwC_Mexico

Blog: pwc.mx

YouTube: PwCMx

 

 

(*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.)

 

 

Siguientes artículos

Se acabaron los pretextos: WiFi gratis para todos
Por

¿Cansado de pedir el password del WiFi al barista del café? La solución creada por este par de emprendedores mexicanos p...