La producción fabril bajó 0.2% tras declinar 0.3% en enero, dijo el lunes la Reserva Federal.

Reuters

Washington – La producción manufacturera de Estados Unidos bajó en febrero por tercer mes seguido pues la fabricación de autos y de una serie de bienes se desplomó, en la señal más reciente de menor crecimiento económico en el primer trimestre.

PUBLICIDAD

La producción fabril bajó 0.2% tras declinar 0.3% en enero, dijo el lunes la Reserva Federal.

“La recuperación parece haber pisado un bache”, dijo Millan Mulraine, un economista de TD Securities en Nueva York.

La actividad económica se ha debilitado en meses recientes, limitada por el duro tiempo invernal, la fortaleza del dólar y la reducción de la demanda internacional.

Una disputa en los puertos de la costa oeste del país, que ahora está resuelta, también afectó a los negocios.

Distintos datos, desde ventas minoristas hasta construcción de casas, han reflejado debilidad, llevando a los economistas a rebajar sus estimaciones para el crecimiento del PIB en el primer trimestre incluso hasta un ritmo de solo 1.2% anual.

Los economistas habían proyectado que la producción manufacturera subiría 0.1% el mes pasado.

La producción de autos descendió el 3% en febrero. También hubo declives en la producción de maquinaria, metales primarios, productos de computación y electrónica, equipos eléctricos, aparatos y componentes para el hogar y productos de cuero e indumentaria.

El enfriamiento probablemente persistió en marzo, con un reporte de la Fed de Nueva York mostrando que su índice de las condiciones generales de negocios Empire State cedió a 6.90 en ese mes desde 7.78 en febrero.

La desaceleración fue impulsada por un derrumbe de los pedidos nuevos e incompletos, además de una moderación de los embarques.

“El sector manufacturero empezó el 2015 con un tono más flojo de lo que habíamos previsto y si no vemos un repunte en los próximos meses, deberemos considerar una rebaja de nuestro panorama de crecimiento del PIB real de 3% para 2015”, dijo John Ryding, un economista de RDQ Economics en Nueva York.

Las acciones estadounidenses subían a pesar de los datos, ya que el euro se fortalecía contra el dólar, aliviando parte de las preocupaciones por el impacto de la escalada del dólar sobre las ganancias corporativas. Los precios de la deuda pública de Estados Unidos también avanzaban.

El dólar descendía contra una cesta de divisas pues los indicadores más pobres fueron vistos como un argumento a favor de que la Fed podría demorar la subida de las tasas de interés para después de junio.

Los funcionarios de la Fed se reunirán el martes y el miércoles, con los mercados previendo que la declaración del banco central eliminará una referencia a la “paciencia” para subir las tasas.

 

Siguientes artículos

Bolsas europeas suben en apertura
Por

Las acciones de Lafarge caían un 4.2% y las de Holcim restaban un 1.4% mientras se profundizaba el conflicto entre dos d...