La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) colocó sellos de suspensión de actividad en los mostradores de autobuses Costa Line en la Central Camionera del Norte en la Ciudad de México, así como en el servicio de taxis de la terminal, ello como parte de las revisiones por Semana Santa.

Lo anterior se realizó ante la poca claridad en los términos y condiciones, y por información engañosa, notificó Ernesto Nemer Álvarez, titular del organismo, en el marco de las revisiones para asegurar que se respeten los descuentos y condiciones de aplicación para profesores en un 25% y estudiantes con credencial en un 50% en la temporada de vacaciones.

En Semana Santa, alrededor de 500,000 usuarios pueden recibir dichos descuentos a nivel nacional, de acuerdo con la Procuraduría.

Para los adultos mayores hay descuentos del 50% en pasaje, lo cual también verifica la Profeco.

PUBLICIDAD

A través de un comunicado, el organismo recordó que los boletos con promoción deben venderse con la misma anticipación que los ordinarios.

Según lo establecido en la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), las sanciones por no respetar las ofertas y promociones rondan desde los 462 pesos hasta los 1.5 millones pesos.

De igual manera, la Profeco realizó una revisión de la correcta exhibición de precios y tarifas en los locales comerciales que están en la Central Camionera del Norte y visitó los módulos con los que cuenta para recibir quejas y dar soluciones.

 

Siguientes artículos

Economía mexicana
Ganancia de banca de desarrollo cae 37.8%
Por

La banca de desarrollo registró una cartera de crédito de 746, 300 mdp al cierre de 2015, lo que implicó un crecimiento...