La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) emitió una “alerta rápida” por las posibles fallas que se detectaron en 122,208 vehículos de las marcas Chrysler, Dodge, Jeep y Ram.

En un comunicado, el organismo defensor del consumidor señaló que el llamado es para los usuarios que adquirieron automóviles de esas marcas y de modelos de 2014 al 2018.

Entre ellos se encuentran los modelos 200, 300 y Pacífica de Chrysler, Challenger Coupé, Charger Sedán, Journey SUV y Durango SUV de Dodge.

También se tienen identificados a Cherokee SUV, Grand Cherokee SUV y Wrangler de Jeep, además de Ram 1500 Pickup, 2500 Pickup y Ram 4000, de Dodge.

PUBLICIDAD

Para prevenir un posible problema en estos modelos, indicó que las emprezas ofrecen realizar, sin costo, la reprogramación del módulo de control del tren de fuerza con un nuevo software que corrige la condición no deseada.

En tanto, la empresa Volkswagen de México hizo un llamado para llevar a revisión los vehículos modelo Golf R, del año 2018, por presuntas fallas.

De ellos se tienen al menos cinco unidades que han sido comercializadas en México y, por ello, la propuesta es sustituir las guías izquierdas de los apoyacabezas de los asientos.

Además, la Profeco lanzó otra alerta por la campaña de servicio que efectúa la empresa Yamaha a sus carros de golf, cuyos modelos son JC07/8, JC17/8/9, JC23/24, JC31, JW86/87/96/97, J0A1/2, J0B1/2, J0C1/2, J0C1/2, J0D1/2, J0E1/2 y J0J1/2) de los años 2015 a 2018.

Sugirió que esas unidades sean sometidas a valoración para prevenir la posibilidad de un ruptura del cable de freno, lo que se hará sin costo para los consumidores afectados.

 

Siguientes artículos

Modelo acusa a Heineken de copiar cerveza light
Por

Grupo Modelo reclamó a Heineken por la venta de la cerveza Amstel Bier, producto que calificó como copia de su Michelob...