Las principales irregularidades detectadas por Profeco fueron no exhibir precios a la vista del público, cobrar propina obligatoria por los servicios y no entregar comprobantes de venta.

 

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) suspendió la actividad comercial en 206 establecimientos y sancionó a 323, después de 3,000 visitas de verificación y vigilancia durante diciembre de 2014.

Las principales irregularidades detectadas fueron no exhibir precios a la vista del público, cobrar propina obligatoria por los servicios,  no entregar comprobantes de venta, información del producto escrita en un idioma distinto al español, no entregar póliza de garantía de los productos, incumplimiento de promociones y ofertas, informó la dependencia en un comunicado.

PUBLICIDAD

Los establecimientos con mayor número de suspensiones de actividad comercial fueron Soriana,  Walmart,  Chedraui, 7 Eleven, Liverpool, Farmacias del Ahorro y Suburbia.

La dependencia también inmovilizó 34,117 productos por irregularidades a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) e incumplimiento de las Normas Oficiales Mexicanas (NOM).

Durante el operativo vacacional decembrino, Profeco revisó más de 154,000 productos y más de 800 básculas, inmovilizando 74 de ellas.

Las entidades donde Profeco efectuó el mayor número de suspensiones de actividades comerciales fueron Jalisco, Quintana Roo, Baja California, Tlaxcala, Estado de México, Coahuila, Nayarit, Guerrero, Tamaulipas y Puebla.

 

Siguientes artículos

¿Cómo invierten los mexicanos?
Por

Para tener mayores ganancias, los inversionistas deben considerar buscar rendimientos en otras latitudes e instrumentos...