Notimex.- Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), afirmó que en lo que se refiere a los gobernadores, al Jefe de Gobierno y al presidente de la República “la prohibición de reelección es y será absoluta”.

La funcionaria respondió de esa manera a Beatriz Paredes, senadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien alertó respecto a las consecuencias del error del Congreso de Baja California al aprobar la extensión del periodo de gobierno en esa entidad, que en este caso se llevó a cabo para favorecer al morenista Jaime Bonilla.

“En mi opinión, como abogada, la reforma, o la mal llamada ‘ley Bonilla’, es inconstitucional, no he cambiado de opinión. ¡Punto y lo sostengo!”, dijo y agregó que el límite de los estados y de su soberanía interior es la Constitución federal.

La funcionaria federal compareció este jueves en el Senado con motivo de la glosa del primer informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ante la inconformidad manifestada por la senadora priista, señaló que si bien corresponde a la Secretaría de Gobernación conducir las relaciones entre la Federación y los estados para que ambas partes se ajusten a la Constitución, esta dependencia no puede, en el ámbito de sus atribuciones y funciones, declarar inconstitucionalidad o entrometerse en las decisiones y en la expedición de normas de los congresos locales.

“No podría yo, como Secretaria de Gobernación, ser intromisa en los congresos locales. No me toca. Tendrá que ser el órgano constitucionalmente facultado para ello el que determine la invalidez y la inconstitucionalidad de las normas emitidas por los congresos locales y federal”.

Una vez que la Suprema Corte de Justicia de la Nación emita la sentencia del caso “todos tenemos la obligación de acatarla. Demos espacio a que las leyes se apliquen y las instituciones cumplan con sus atribuciones”.

A su vez, Paredes Rangel advirtió: “cuidado, si esa legislatura irresponsable y corrupta se atreve a hacer esos ejercicios de clara violación constitucional no vayamos a incurrir en permitir las tentaciones de propósitos separatistas con un gobernadorcito que puede creerse un pequeño presidente”.

La legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) exigió a Sánchez Cordero que en el caso de Baja California actúe como funcionaria y no sólo emita su opinión como abogada.

“Yo aprecio que por prudencia la señora exministra y destacada abogada Olga Sánchez Cordero haya manifestado su opinión personal sobre este asunto, ahora le exijo a la Secretaria de Gobernación que el ministerio del interior actúe de conformidad”, señaló.

“Hay una alerta, y Baja California es demasiado importante para México y tiene condiciones excepcionales que ponen en riesgo que un gobernante, evidentemente frívolo, pueda cumplir sus caprichos”, alñertó.

Te recomendamos: AMLO pide a oposición no temer a la revocación de mandato

 

Siguientes artículos

Graue va por reelección en rectoría de la UNAM
Por

Este jueves se emitió la convocatoria con la que inicia el proceso para el nombramiento de quien será el titular de la R...