Por Kurt Badenhausen

Es complicado tener una franquicia de la NBA en tiempos donde el coronavirus ha cerrado su propia arena. China ya no es el mercado en auge de la distribución de hace solo seis meses y sus pares han provocado molestia a los clientes más leales del juego. ¿Qué le espera a la NBA para esta temporada?

La NBA se ha convertido en el preferido entre las ligas deportivas durante la última década y también en un lugar para que los multimillonarios de capital privado y tecnología inviertan a precios de compra crecientes. Permitir un par de miles de millones de dólares (mdd) para un equipo no solo les da a los propietarios la oportunidad de participar en los fuertes retornos que la liga ha ofrecido en los últimos años, sino también de codearse con las celebridades que brillan en los asientos cercanos a la cancha, durante los juegos de baloncesto. Así como los jugadores de élite, como LeBron James y Stephen Curry, quienes son superestrellas mundiales con seguidores masivos dentro y fuera de las redes sociales.

Las perspectivas financieras para los equipos de la NBA aumentaron tras el contrato de televisión de la liga con TNT y ESPN que triplicó su valor, además del nuevo acuerdo de negociación colectiva con los jugadores que redujo los costos como un porcentaje de los ingresos. El potencial internacional es el más fuerte entre las ligas deportivas de Estados Unidos, incluso después del estallido de China en el otoño provocado por un tuit prodemocrático de Daryl Morey, gerente de Houston Rockets.

Actualmente 22 multimillonarios poseen al menos el 20% de un equipo de la NBA, sin incluir los que son propiedad de grandes corporaciones como Madison Square Garden y Rogers Communications e inversores más pequeños como Patrick Soon-Shiong, Michael Rubin y Mark Stevens. El más rico entre los propietarios actuales es Steve Ballmer, ex CEO de Microsoft, quien compró Los Angeles Clippers por 2,000 mdd en 2014. Los 22 valen un total combinado de 141,000 mdd.

Estos propietarios se enfrentan al cierre completo de juegos por el coronavirus, como todas las ligas deportivas, sin embargo, la riqueza de la NBA y sus propietarios causó un gran retroceso por parte de los fanáticos esta semana luego de que que los Philadelphia 76ers anunciaran sus planes para reducir un 20% el salario de los empleados, información reportada por Marc Stein en The New York Times. Se trata de la curación de algunos propietarios que arrastran sus pies para comprometerse a pagar a sus trabajadores de arena por hora por los juegos perdidos.

“A medida que navegamos en el entorno del Covid-19 en evolución, somos conscientes del impacto a largo plazo que traerá la suspensión de eventos y juegos en vivo de nuestra organización e industria. Para garantizar que podamos continuar apoyando y operando nuestros negocios durante estos tiempos inciertos sin reducir nuestra fuerza laboral, pedimos a nuestros empleados asalariados de tiempo completo que reduzcan temporalmente su salario hasta en un 20% y trabajen cuatro días de la semana”. Explicó Scott O’Neil, presidente de Harris Blitzer Sports & Entertainment (HBSE), a través de un comunicado enviado el lunes. Este recorte de salario no se aplicaría a los jugadores.

El escenario es complicado para un grupo de propietarios que incluye a los multimillonarios Josh Harris (valor neto de 3.7 mil mdd) y Michael Rubin (valor neto de 2.9 mil mdd). Harris y David Blitzer lideraron un grupo que pagó 287 mdd en 2011 por el equipo. Un cambio masivo dentro y fuera de la cancha llevó el valor del club a 2,000 mdd, una apreciación anual del 27% para HBSE, que también compró a los New Jersey Devils en 2013.

Además de un retorno del 600% en su inversión original de los Sixers, el equipo obtuvo una ganancia operativa de más de 80 mdd el año pasado y lideró la NBA en asistencia por juego cuando se suspendió la temporada. De acuerdo con informes, Rubin se enfureció por los recortes salariales.

El All-Star de Sixers, Joel Embiid, anunció el martes a ESPN que prometió 500,000 para sumar a los esfuerzos de alivio por el coronavirus y también a los empleados de los Sixers que enfrentan dificultades. “Otros propietarios de la NBA están viendo a Sixers y sopesan las consecuencias de las relaciones públicas frente al deseo de hacer lo mismo con las reducciones salariales. Ningún propietario quiere iniciar sesión en Twitter y ver su patrimonio neto en tendencia después de anunciar este tipo de noticias”, dijo Adrian Wojnarowski, miembro de la NBA.

Ante esto, Harris cambió de rumbo y se comprometió a pagar a los empleados de los Sixers y Devils en su totalidad el martes. “Nuestro compromiso es hacer todo lo posible para mantener a todos nuestros empleados trabajando en esta situación tan difícil. Como parte de un esfuerzo por hacer eso, les pedimos a los trabajadores asalariados que redujeran temporalmente su salario al 20%, mientras preservaban todos los beneficios y mantenían a nuestros 1,500 empleados que trabajan por hora, recibiendo su sueldo durante la temporada regular. Tras escuchar a nuestro personal y jugadores, está claro que fue una decisión equivocada“.

Te presentamos los 10 propietarios multimillonarios más ricos de la NBA. (Para realizar esta lista se avaluaron sus propiedades, equipo y patrimonio neto)

  1. Steve Ballmer (Los Angeles Clippers): 51.4 mil mdd

Esta semana, Ballmer obtuvo una gran victoria por realizar su sueño de construir una nueva arena. Compró el foro de Madison Square Garden Company por 400 mdd, ya que trató de bloquear una nueva arena de los Angeles Clippers, en Inglewood, California.

  1. Philip Anschutz (Los Angeles Lakers): 11.2 mil mdd

Anschutz posee un tercio de los Lakers, además de la arena en la que juegan, el Staples Center, además recordemos que es dueño de los Kings de la NHL.

  1. Stanley Kroenke (Denver Nuggets): 10,000 mdd

El magnate inmobiliario y deportivo posee equipos en la NBA, NHL, NFL, MLS y Premier League.

  1. Joseph Tsai (Brooklyn Nets): 9.9 mil mdd

El cofundador de Alibaba Group completó su compra de los Nets el año pasado por 2.3 mil mdd y compró el Barclays Center por 1,000 mdd adicionales.

  1. Robert Pera (Memphis Grizzlies): 7.1 mil mdd

Pera posee casi las tres cuartas partes de Ubiquiti Network, fabricante de equipos inalámbricos. Fue el principal inversor en la compra de los Grizzlies en 2012.

  1. Daniel Gilbert (Cleveland Cavaliers): 6.2 mil mdd

Gilbert hizo su primera fortuna con Quicken Loans, el mayor prestamista hipotecario en línea, que cofundó en 1985.

  1. Tom Gores (Detroit Pistons): 5.7 mil mdd

Gores y su hermano Alec son multimillonarios de capital privado. Los Pistons abrieron una nueva sede de 90 mdd así como instalaciones de capacitación, durante septiembre.

  1. Micky Arison (Miami Heat): 5.3 mil mdd

El patrimonio neto de Arison se desplomó un 33% en las últimas seis semanas con el colapso en el precio de las acciones de Carnival Corp. El mayor operador de cruceros del mundo fue fundado en 1972 por el padre de Arison.

  1. Tilman Fertitta (Houston Rockets): 4.4 mil mdd

Fertitta despidió a aproximadamente 40,000 empleados en su imperio de casinos y restaurantes para frenar el impacto económico causado por los cierres inducidos que provocó la emergencia del coronavirus. Su fortuna se deriva de su propiedad Golden Nugget Casinos y Landry’s, una compañía de restaurantes y entretenimiento con sede en Texas.

  1. Mark Cuban (Dallas Mavericks): 4.3 mil mdd

Cuban fue uno de los primeros propietarios de equipos deportivos en comprometerse a pagarle a sus trabajadores de la arena por cada juego perdido a causa del coronavirus. Ha invertido más de 20 mdd como “tiburón” en el popular show Shark Tank de ABC.

También lee: Suspenden temporada de la NBA indefinidamente por coronavirus

 

Siguientes artículos

Mundial 2026
Mundial 2026: México quiere arrebatarle el partido inaugural a EU (y su poder económico)
Por

El presidente de la FMF, Yon de Luisa, aseguró que es difícil pelear el primer partido del Mundial 2026, debido a que EU...