El Foro Económico Mundial lanzó hace poco un documento muy interesante titulado “El Futuro de la Confianza y la Integridad”, un proyecto que intenta transformar a la lucha contra la corrupción dentro de la llamada Cuarta Revolución Industrial en la que está involucrado todo el planeta.

Este proyecto identifica tres dimensiones importantes de este fenómeno: la primera tiene que ver con los asuntos que se desarrollan en el mundo institucional, la segunda es lo relacionado con el comportamiento humano alrededor de los negocios entre empresas y gobiernos, la última se enfoca en cómo la tecnología podría ayudar a sistematizar y evitar las malas prácticas y la corrupción.

La iniciativa busca básicamente mejorar la legislación y las políticas a nivel mundial y mejorar y desarrollar nueva tecnología para controlar los procesos que eviten la corrupción, pero basados en soluciones: definir modelos de B to B, (negocios a negocios) y B to G (negocios a gobiernos) con el fin de evitar el intermediarismo; y acciones regionales formales e informales anticorrupción. La primera fase de este proyecto inició en el 2017 para la región de Latinoamérica, específicamente en México, Argentina, y Sudáfrica.

Resulta interesante que un grupo de empresas globales como Facebook, IBM, MasterCard y Microsoft, buscan dentro del marco del Foro Económico Mundial que la tecnología proponga modelos innovadores que ayuden a encontrar soluciones a los 7 sistemas de mayor vulnerabilidad a nivel mundial.

La tecnología deberá encontrar soluciones y modelos que ayuden a desarrollar tecnologías de transparencia, la creación de modelos de alerta y educación pública, generar una mejor transparencia y gobierno abierto, crear sistemas que eviten y den seguimiento a los flujos ilícitos de operaciones financieras, aumentar la integridad en los negocios, reforzar las leyes y el reforzamiento del estado de derecho y generar acciones colectivas en contra de la corrupción.

Como podemos ver, la educación y la tecnología son la base fundamental de cómo se puede atacar la corrupción; es preocupante ver que en nuestro país nos hemos rezagado en definir el sistema legal para atacar la corrupción y desafortunadamente, por problemas de visión y de presupuesto, el nuevo gobierno no está tomando en cuenta el factor tecnológico en la guerra contra de la corrupción.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: El Marco del Poder

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

IA de un videojuego se sale de control y actúa por sí sola
Por

La Inteligencia Artificial del videojuego EVE Online comenzó a actuar sola y se desataron batallas entre tres flotas cós...