Podríamos hablar de cientos de casos donde se genera una presencia de marca potente. La realidad es que la publicidad disruptiva se puede hacer de miles de formas, sólo es necesaria la creatividad que lo permita y dejar de tener miedo a los riesgos.

Disruptividad

¿Cómo no ver una pared de cuatro metros de altura? hecha de ladrillos rojos y mientras se circula por una avenida principal, si esta impide el paso, esta iluminada con spots de colores y lo más importante: no debiera cruzar de lado a lado de la avenida donde normalmente circulamos.

Nadie lo espera, de golpe se ven bombas visuales. Activaciones increíbles a mitad de la calle, sobre las bancas de los parques, en los elevadores, en los edificios.

PUBLICIDAD

La disruptividad se logra cuando se ve interrumpido el ritmo, la línea, el flujo de la cotidianeidad. Dicha interrupción nos hace generar un foco de atención. Esa es la búsqueda de la publicidad

Tres preguntas del coach

  1. ¿Que podría hacer yo como emprendedor o Pyme para provocar con mi publicidad a mis clientes?
  2. ¿Qué tendría que hacer para llamar su atención de forma que les fuera imposible no verme?
  3. ¿Cómo podría utilizar el entorno de forma creativa? Una escalera, una puerta, los autos de la calle, los topes, o cualquier espacio.

La publicidad provoca y seduce. Aun cuando crean que no lo quieren. Lo que debemos hacer es:

  1. Ser lo suficientemente creativos
  2. Provocar el deseo, la reflexión, la atención.
  3. Hacernos presentes en el mundo de manera clara para todos.

Te comparto una idea que pusimos en práctica:

Objetivos: Presencia de marca e incremento en la compra de servicios y productos en una veterinaria.

Estrategia: Pasear a 14 perros de todas las razas, vestidos de duendes con el logotipo de la veterinaria tres veces por semana y por toda la colonia.

Esto fue una bomba de disruptividad, imposible no llamar la atención. Terminamos impactando seis colonias, el crecimiento en menos de un mes triplico la venta en los servicios, y elevó en 50% la venta de accesorios.

¿Qué pasó?

Las personas seguían a los perros en sus coches o se bajaban de los mismos para tomarse fotos con los canes. Quien lo paseaba daba una tarjeta. Esto fue hace un año, hoy se han abierto dos veterinarias más. Hubo aumentos de paseos, cortes, pensiones. Un negocio sencillo, pero con sus detalles.

¿Ahora piensa, de acuerdo con mi tipo de producto, local, o servicio, que podría hacer yo?

Te recomiendo tres cosas:

  1. No tengas miedo de llamar la atención de forma abrupta, intempestivamente si tu idea tiene el respaldo adecuado, la validez para hacerlo.
  2. Genera alguna llamada a la acción y provoca que las personas hagan algo o se acerquen.
  3. Habla tan directo y de forma tan contundente que sorprenda tu sinceridad.

El aprendizaje es simple y claro: si vas a ladrar hazlo fuerte, muy fuerte.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Coaching

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los bosques, aliados frente al cambio climático
Por

Aunque un tercio de la superficie de nuestro país está cubierta por ellos, hemos fallado en liberar su potencial como ag...