Alguna vez te has preguntado ¿cuál es tu plan financiero a largo plazo?

Creo que es una pregunta que muy pocos mexicanos se hacen, pues en México realmente no existe una cultura de prevención: 56% de la población adulta, es decir 42.6 millones de personas, carecen de una cuenta de ahorro formal.

Lamentablemente, cuando se tiene un trabajo formal y, de cierta manera, una estabilidad económica, damos prioridad a otros temas y muchas veces dejamos a un lado lo que pasará el día de mañana; sin embargo debemos pensar, sobre todo las nuevas generaciones, en un plan de ahorro que nos permita continuar con nuestro estilo de vida y que nos ayude a construir un patrimonio.

Sólo el 24% de los mexicanos afirma guardar lo suficiente para su jubilación, mientras que en Estados Unidos esta cifra llega a 42%, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore).

PUBLICIDAD

Una regla básica de ahorro para el retiro es considerar la edad de la persona, pues esto nos ayudará a determinar el porcentaje de nuestro salario o ingresos que necesitamos ahorrar. Si tienes 30 años, por ejemplo, debes ahorrar por lo menos un 10% de tu ingreso mensual; en cambio, si eres una persona con 50 años, para lograr un ahorro importante tendrás que separar el 30%. Entre más temprano comencemos a ahorrar, los montos para el retiro serán mayores, y esto beneficiará nuestra economía.

Además de la Afore, otra opción para hacer rendir la cantidad de dinero que decidamos apartar son los seguros de ahorro, instrumentos financieros que se encargan de proteger nuestro dinero por un periodo de tiempo específico.

Este tipo de seguros funcionan de manera muy simple: la persona que decida contratarlo tiene la responsabilidad de pagar de forma mensual la cantidad de dinero que haya decidido separar de sus ingresos, y por un tiempo no podrá hacer uso de ese dinero, hasta que se cumpla el plazo que haya acordado con la aseguradora.

Indudablemente, estos seguros son muy útiles, además de que ofrecen grandes ventajas:

  1. La persona que realiza el contrato establece la suma que desea recibir al momento de su retiro, y con base en esa cantidad se fija una cantidad mensual.
  2. Además de poder ahorrar, este tipo de productos ofrecen coberturas adicionales como el seguro de vida, que garantiza la entrega al beneficiario de una suma adicional a la ahorrada en caso de que fallezca el titular.

El uso de este tipo de seguros no es una práctica común en México, aunque está comprobado que es una fuente de recursos muy importante para proteger y asegurar la provisión económica de las personas en algunos años.

No eches en saco roto esta información y comienza a investigar qué soluciones ofrecen las diferentes compañías de seguros. ¡Es tiempo de que pienses en tu futuro!

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @SegurosS

Facebook: Seguros S.com.mx

Página web: Seguros S

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los países con mejor reputación en el mundo en 2016
Por

Las naciones de todo el mundo siempre están interesadas ​​en lucir bien e inspirar respeto, ya sea para atraer negocios...