La compañía prevé que su margen de ganancia bruta para 2015 caiga entre 100 y 150 puntos básicos desde el 46.6% del año pasado, debido a que en el primer trimestre su beneficio bajó 30%.

 

 Reuters

PUBLICIDAD

Puma dijo el miércoles que su ganancia de 2015 sería menor de lo esperada luego de que la fortaleza del dólar afectara sus utilidades del primer trimestre, y admitió que su plan para contrarrestar el efecto cambiario está tomando más tiempo de lo estimado.

La compañía alemana de ropa deportiva dijo que sus ganancias netas del primer trimestre cayeron 30% a 24.8 millones de euros (mde) (27.9 millones de dólares). Sus ventas, en tanto, subieron un 13%, a 821 mde.

Para 2015, Puma espera ahora que su margen de ganancia bruta caiga entre 100 y 150 puntos básicos desde el 46.6% del año pasado, lo que se compara con las esperanzas previas de un ligero aumento.

Las acciones de Puma caían 2.84% a las 1228 GMT.

Muchas empresas se han visto afectadas por las grandes fluctuaciones en los mercados cambiarios, por lo que algunas firmas textiles han buscado aumentar los precios y producir más bienes en los mercados en los que los venden para mitigar el impacto.

Las fuentes de la mayoría de los productos de la industria de ropa deportiva proceden de Asia en contratos en dólares, pero Puma genera una porción más grande de sus ganancias que sus rivales en mercados donde las monedas se han devaluado frente al dólar, como Brasil, Argentina y Rusia.

El presidente ejecutivo Bjorn Gulden dijo que Puma, que está en un distante tercer lugar en el mercado mundial de ropa deportiva detrás de Nike y Adidas, tenía menos poder de imponer aumentos de precios que sus competidores más grandes, sobre todo con los mayoristas.

“Sentimos que el negocio subyacente va en la dirección correcta, pero no es lo suficientemente fuerte como para contrarrestar el efecto cambiario”, sostuvo Gulden en una conferencia telefónica con periodistas.

Gulden dijo que había tomado más tiempo de lo esperado impulsar un alza de precios en mercados como México, Argentina y Rusia y que los esfuerzos para tener más fuentes locales de productos están tomando tiempo.

Puma está tratando de producir, o por lo menos montar, tantos productos como sea posible en Brasil, mientras fabrica ropa en México y tiene una pequeña fábrica de calzado en Argentina.

Sin embargo, no tiene producción local en Rusia, por lo que sólo puede contrarrestar la caída del rublo con precios más altos, un control de costos y asegurando que sus arrendamientos estén denominados en euros.

 

Siguientes artículos

Vehículos de lujo aumentan ganancias de BMW
Por

La firma dijo que su beneficio fue de 2,520 millones de euros, gracias a la fuerte demanda en su división de vehículos t...