Antes de solicitar este crédito, compara las condiciones que ofrecen las diversas instituciones y planea bien tus gastos, evita que este instrumento se convierta en una carga significativa que impida solventar tus gastos necesarios.

 

Adquirir una casa es una de las mayores aspiraciones en la vida; sin embargo no todos prevén las responsabilidades financieras que esto significa, en especial si no se puede pagar de contado.

PUBLICIDAD

Por ello, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda obtener un crédito hipotecario, ya que brinda la oportunidad de comprar una vivienda sin tener que aportar la cantidad completa en un solo pago.

“Un crédito hipotecario es un préstamo a largo plazo respaldado en la hipoteca de la casa que se compra”, explica el organismo en su revista mensual Proteja su dinero.

Asimismo, la Condusef explica que el crédito hipotecario es un producto que sirve para garantizar el pago de un crédito y por el cual queda sujeto, como garantía, el bien inmueble que se adquiere, con la finalidad de que el propietario cumpla con sus obligaciones.

“Los créditos hipotecarios son una solución perfecta para la adquisición, construcción, remodelación o ampliación de la vivienda”, asegura.

En México, los bancos, las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), entidades de autofinanciamiento, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y el Fondo de la Vivienda del ISSSTE, son los principales otorgantes de créditos a la vivienda.

 

Consejos

A continuación, te compartimos algunos consejos que debes tomar en cuenta al momento de adquirir un crédito hipotecario, según la Condusef.

  1. Conoce. Es recomendable que primero conozcas tus derechos y el ejercicio que representa un probable crédito con alguna institución.
  2. Compara. Antes de acudir a contratar un crédito hipotecario, solicita un esquema de pago a la institución y compáralo con otros. No escojas la primera opción, compara las condiciones que ofrecen diversas instituciones.
  3. Averigua. Al momento de solicitar el crédito pon atención a todas las condiciones pactadas, como el enganche y las comisiones, esto te ayudará a evitar problemas futuros por aclaraciones.
  4. Pregunta. Se sugiere que preguntas las posibles limitantes. Por ejemplo: no arrendar el inmueble durante la vigencia del crédito, no ceder los derechos, la penalización por pagos anticipados, entre otros.
  5. Pon atención. Conoce la tasa de interés moratorio y las consecuencias que puede tener el atraso de tus pagos.
  6. Busca asesoría. Antes de firmar busca asesoría con algún ejecutivo de cuenta o acércate a Condusef. Es importante que no te quedes con dudas.
  7. Analiza. Planea bien tus gastos y verifica tu capacidad de pago. Analiza las cantidades que tendrás que pagar mes con mes y el tiempo que te llevará pagar el crédito.

 

Siguientes artículos

morgan-stanley
Ganancias trimestrales de Morgan Stanley caen 8.2%
Por

La compañía cayó a 1,670 millones de dólares, frente a 1,820 millones de dólares durante el segundo trimestre de 2015....