Reservar un poco de dinero a regalos y destinar otra  parte al ahorro puede ser el inicio de una estrategia de ganancias a largo plazo. 

 

Si aún no lo recibes, pero ya piensas  en lo que comprarás con el aguinaldo esta temporada dicembrina, quizá deberías  considerar  una estrategia alternativa  para ahorrar y saber cómo  gastarlo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en octubre  de 2013, los precios al consumidor aumentaron 0.48% con en comparación con 2012, lo que significa que aumentaron precios en alimentos, bebidas, tabacos, electricidad entre otros.

PUBLICIDAD

Cada año hay incrementos en los productos por el hecho de que gastamos más, lo lógico sería que también nuestro ahorro incrementara año con año. Si durante el año sólo te dedicaste a gastar, a darle un “gustito” a tu familia, piensa ahora que es momento de ahorrar y destinar parte de tu sueldo a ese fin, señaló  un estudio de la compañía Financial Group.

Antes de tomar cualquier decisión debes conocer y analizar tu situación financiera actual. ¿Cuánto debo y cuánto tardaré en pagarlo?, también debes tener en mente cuáles son tus proyectos a corto, mediano y largo plazo, y cuáles son tus pendientes financieros inmediatos por pagar; ya sea el pago de inscripciones de colegiaturas o liquidar deudas de tarjetas de crédito.

Puedes reservar un poco de dinero a regalos y destinar otra gran parte a diversificar ese capital y planear de manera que la diversificación vaya en orden de importancia.

 

¿Qué hago con mi Aguinaldo?

Te presentamos el ABC que Financial Group recomienda para que tu aguinaldo sobreviva a la navidad.

 

  • Solvencia de deudas.   Comienza con la deuda que genera el interés más alto. Toma en cuenta que pagar por adelantado una deuda o pequeñas deudas disminuirán sus intereses.
  • Ahorro  e inversión.  Con ayuda de un asesor financiero, busca la mejor opción de acuerdo a tu perfil, no es necesario hacer grandes o arriesgadas inversiones.
  •  Impulsa tu retiro. Complementa e incluso aumenta lo que destinas para ahorro voluntario en tu cuenta individual de Afore.  Ahorrar  el aguinaldo para evitar la cuesta de enero puede ayudar a solventar los gastos fijos que se presentan mes con mes (agua, luz, teléfono, etc.).
  • Gastos dicembrinos. Lo que destinas a regalos debe representar el menor porcentaje de gasto para tu aguinaldo, debes convertirte en un consumidor inteligente y no dejarte enganchar por los pagos a plazos.
  • Compras impulsivas.  Evita comprar por impulso pues esto te puede acarrear una deuda mayor. Siempre detente a pensar si es verdaderamente necesario lo que estás adquiriendo.

Recuerda que el aguinaldo no es un regalo, es una prestación que otorga la ley y debes considerarla como cualquier ingreso que has trabajado.

 

Siguientes artículos

El Viejo Mundo luce nuevo otra vez
Por

Mientras que las bolsas de EU podrían haber alcanzado su tope, y las de los países emergentes aún no repuntarán, el pano...