El colapso de las vivienderas en el mercado accionario y de bonos, el auge de los grupos de autofedensa en Guerrero y la oposición de un poblado en Oaxaca a la instalación de un parque eólico de capital español recibieron menciones en la prensa extranjera. 

 

Las vivienderas, por los suelos

El mal rato que pasan las constructoras mexicanas es abordado por Adam Thomson, blogger del diario británico Financial Times, en un texto titulado “Constructora mexicanas, la carnicería continúa”.

PUBLICIDAD

En su post, Thomson enfatiza la aparente bonanza generalizada por la que pasa el país: la alta demanda de bonos gubernamentales y el sólido repunte accionario del que se beneficia hasta la América Móvil de Slim, pero que no cobija al sector de las vivienderas.

En los últimos dos meses, las acciones de las tres compañías líderes han hundido: Urbi perdió 57.9%, Homex 38.8% y Geo 56.3%.

Y aún peor, los bonos de las compañías se encuentran en sus mínimos históricos en el mercado.

La nota completa en el Financial Times.

 

El pueblo toma las armas en Guerrero

Un autodenominado “grupo de autodefensa” compuesto por alrededor de 1,500 personas, muchas de ellas armadas, ha tomado el pueblo de Juan R. Escudero, en la costa chica de Guerero y retenido al jefe policiaco, refiere el diario español El País.

“Algunas de estas autodefensas, que llegan a juzgar y condenar a los detenidos en procesos judiciales más que dudosos, provienen de las policías comunitarias mexicanas, algo que existe desde hace décadas y a la que tienen derechos los pueblos por ley”, detalla.

La nota completa en El País.

 

Chocan por parque eólico en Oaxaca

La oposición a la construcción de un parque eólico por parte de los habitantes de Juchitán, al sur de Oaxaca, provocó un enfrentamiento que dejó 22 heridos, 11 de ellos policías, según datos de AFP retomados por el diario español El Economista.

Los inconformes dijeron que 11 indígenas zapotecos resultaron lesionados “al oponerse a ser desalojados por la policía porque estamos defendiendo el agua dónde pescamos y la tierra que sembramos”.

Cabe señalar que el parque cuenta con inversión española.

La nota completa en El Economista.

 

 

Siguientes artículos

Suben solicitudes de hipotecas en EU
Por

Las tasas de interés de los créditos hipotecarios retrocedieron por primera vez en tres semanas, de acuerdo con la Asoci...