La reciente tendencia mundial de contar con nuevas tasas de interés de referencia que sean calculadas a partir de operaciones reales de fondeo a corto plazo y que sustituyan a las tasas de interés de referencia actuales como la LIBOR y la TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio), es algo que está ocurriendo en los diferentes sistemas financieros en el mundo.

Sumándose a esta tendencia  global, el Banco de México no ha sido la excepción y ha comenzado a publicar la nueva tasa conocida como “TIIE de Fondeo”, la cual es calculada con base en las operaciones de fondeo al mayoreo en pesos mexicanos realizadas por la banca y casas de bolsa sobre las operaciones de reporto a un día hábil bancario con títulos de deuda emitidos por el Gobierno Federal, el IPAB y el Banco de México que hayan sido liquidadas en el sistema de entrega contra pago de la Institución para el Depósito de Valores, conocido como INDEVAL.

TE RECOMENDAMOS LEER TAMBIÉN: Futuros vs ETF’s: ¿En qué invertir?

Una de las principales intenciones de contar con la TIIE de Fondeo es que en el mediano plazo y, a medida que tome más representatividad en el mercado financiero, esta tasa se convierta en referencia para el otorgamiento de créditos y emisiones de deuda bancaria y corporativa.

Para promover la adopción de esta nueva tasa e incrementar su representatividad y popularidad en el mercado, el Mercado Mexicano de Derivados, MexDer, acaba de listar un Contrato de Futuros cuyo subyacente es la TIIE de Fondeo. Con este nuevo instrumento se pueden satisfacer las necesidades de cobertura ante fluctuaciones de esta tasa. A través de este Contrato, se puede pactar hoy la tasa que se va a pagar o recibir por una inversión de $100,000 pesos a 30 días realizada en un futuro, a cambio de recibir o pagar la TIIE de Fondeo compuesta diariamente durante todos los días naturales de un mes calendario.

De esta forma, los bancos nacionales y extranjeros podrán cubrirse o especular ante una decisión de movimiento de la Tasa Objetivo en las juntas periódicas de política monetaria del Banco de México, ya que la TIIE de Fondeo tiene una correlación muy importante con dicha tasa. Asimismo, los participantes del mercado tales como las tesorerías de los bancos y casas de bolsa podrán asegurar el costo al que fondean sus recursos durante todo un mes.

De igual forma, una vez que la TIIE de Fondeo se convierta en la principal tasa de interés de referencia en México, el Contrato de Futuros podrá ayudar a cubrir los riesgos en los que se incurrirá derivado de la emisión de créditos y títulos de deuda referenciados a esta tasa, de modo que se pueda transformar una obligación con tasa variable por una tasa fija y viceversa, de acuerdo con las expectativas de movimientos de tasas en el mercado.

Es importante mencionar que el Futuro de la TIIE de Fondeo, cuenta con todas las ventajas del resto de los productos que se encuentran listados en MexDer, destacando principalmente su motor de negociación en el que se reciben y procesan de forma electrónica las órdenes que envían los participantes, la transparencia y certidumbre que otorga el tener una Cámara de Compensación como contraparte central con la cual se mitiga el riesgo de incumplimiento; así como el esquema de márgenes que se depositan en el colateral inicial, obteniendo un atractivo apalancamiento y eficiencia en el consumo de capital, entre otras cosas.

QUIZÁ TE INTERESA: Derivados Financieros, instrumentos para mitigar riesgos y potencializar rendimientos

MexDer busca continuar impulsando el desarrollo de nuevos productos que permitan a los inversionistas mexicanos contar con mayores productos de cobertura que aporten valor a sus estrategias de negocios.

Arón Brener es Subdirector de Servicios Transaccionales Mercado Mexicano de Derivados, MexDer.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.