Por Laura Sánchez | Investing.com

Las bolsas vuelven a vivir una semana crucial en cuanto a las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China se refiere. Tras cerrar Wall Street el viernes en positivo, continuando la buena estela marcada por los índices europeos, que rebotaron con fuerza tras conocer que EU y China valoraban muy positivamente las reuniones mantenidas la semana pasada, los mercados miran de nuevo a los dos gigantes.

Esta buena sintonía entre Trump y Xi Jinping “justifica en gran medida el gran comportamiento que está teniendo la renta variable mundial durante los dos primeros meses del año, y ello a pesar de que el escenario macroeconómico es cada vez más complejo”, comentan los analistas de Link Securities.4

Así, el viernes, y tras dos días de negociaciones al más alto nivel, ambas partes se mostraron muy optimistas, citándose en Washington esta semana para continuar con las negociaciones.

PUBLICIDAD

“El aspecto más negativo fue la no publicación de un ‘borrador de acuerdo’, en contra de lo esperado, mientras continúan las conversaciones en torno a los puntos más espinosos de las negociaciones: reformas estructurales en China para liberalizar la economía, la reducción de subsidios a empresas chinas y la apertura a capitales externo”, explican desde Banca March.

“El objetivo a corto plazo es poder elaborar un borrador de un Memorándum de Entendimiento (MoU) en el que se incluirán puntos relacionados estrictamente con los flujos comerciales entre ambos países así como otros relacionados con temas más estructurales, reclamados por EU a China con objeto de que el país asiático modifique algunas de sus prácticas más abusivas relacionadas con la apertura real de su mercado a las empresas extranjeras y con el traspaso de tecnología y la defensa de la propiedad intelectual. Posteriormente, se espera que los presidentes Trump y Xi se reúnan para cerrar definitivamente el acuerdo”, añaden en Link Securities.

Y es que, según vuelven a recordar en Link Securities, “a ambas partes les interesa política y económicamente alcanzar algún tipo de acuerdo, aunque sea de mínimos, antes de que expire el plazo para ello el 1 de marzo. Esperamos que, tal y como van las negociaciones en estos momentos, se pueda evitar que EE.UU. incremente sus tarifas desde el 10% al 25% a 200,000 millones de dólares de importaciones chinas en la citada fecha”.

En este sentido, estos analistas hacen hincapié en que Trump lleva días afirmando su disposición a retrasar la fecha límite si observa avances en las negociaciones. “Todo parece, por tanto, dispuesto para que este tema, que fue uno de los principales factores de incertidumbre que penalizó el comportamiento de las bolsas mundiales a finales de 2018, pueda resolverse en las próximas semanas, lo que, como estamos viendo, está siendo celebrado por los mercados de renta variable”.

 

Siguientes artículos

El futuro y regulación de los trabajos gig (II)
Por

A partir de las tendencias e impacto de las plataformas para ofrecer chamba, aquí analizo qué factores hay que considera...