Como es obligada costumbre, durante dos semanas en mayo la costa francesa recibe a lo más selecto de la cinematografía mundial en el prestigioso Festival Internacional de Cine de Cannes que este año se engalana con una programación que va desde monstruos sagrados como Roman Polanski o Michael Haneke hasta las más recientes adiciones al panteón cinematográfico como Yorgos Lanthimos (La Langosta, 2015) pasando por la popularidad de Sofia Coppola o Alejandro González Iñárritu.

Este año tendremos el gusto de reportar directo desde la Costa Francesa lo más significativo, las películas, los encuentros y los sucesos más significativos alrededor del Festival, que este año llega a su edición número 70, con pompas y celebraciones más sobrias que festivas ante el sombrío entorno mundial. Antes del arranque del festival, seleccionamos algunos puntos que seguramente se volverán focos inminentes de atención a lo largo del desarrollo del Festival:

 

Netflix y Amazon: ¿Durmiendo con el enemigo?

PUBLICIDAD

Es bien conocida la postura de Thierry Fremaux, controversial director de programación del Festival respecto al lugar que están tomando plataformas digitales de contenidos y streaming como lo son el titánico Netflix y el más modesto Amazon, miembro menor del enorme consorcio de Jeff Bezos. Fremaux había declarado en años anteriores que plataformas como estas estaban matando la experiencia cinematográfica tal como la conocemos, al ofrecer directamente al consumidor toneladas de contenido en la comodidad del hogar, haciendo la presencia de películas de autor o independientes, el pan de cada día en Cannes, aún más complicada.

Pero la innegable fuerza y presencia de las plataformas, así como su aparente compromiso con la cinefilia internacional, han hecho que Fremaux recule e incluya dos títulos de Netflix (Okja de Bong Jon Ho y The Meyerowitz Stories de Noah Baumbach) y uno de Amazon (Wonderstruck de Todd Haynes) en la competencia oficial. ¿Será la primera ocasión que una película que no se proyectará en cines gane el premio más prestigioso de la industria del cine, la cotizada Palma de Oro?

 

Carne y arena: ¿Sí se sienten en realidad virtual?

El comité de selección ha mostrado una apertura inusual este año en sus selecciones, y la migración de cineastas consagrados a otras plataformas ha hecho que el cine salga de las pantallas cinematográficas a las televisivas, digitales e incluso a los museos y galerías contemporáneas.

El cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu regresará a la Croisette presentando una instalación de siete minutos pomposamente titulada Carne y arena que se pretende como una profunda inmersión en la experiencia de los migrantes que tratan de llegar a Estados Unidos, provenientes de México y Centroamérica. Fotografiada por Emmanuel Lubezki, veremos si la gratuita intensidad y espectacular efectismo de Iñárritu funciona mejor en dosis pequeñas.

 

Cannes: Temporada 70

Como decíamos arriba, el poder de las plataformas digitales ha sido abrumador y su coto de poder se ha afincado en el formato de las series televisivas, donde grandes cineastas también han migrado. Aunque la presencia de eventos televisivos no es nueva en Cannes, tras haber seleccionado para competencia en años anteriores producciones de HBO como Behind the Candelabra (2013) o The life and death of Peter Sellers (2004), no se habían presentado series de televisión o capítulos de las mismas.

Para esta edición se presentarán la segunda temporada de Top of the Lake, la enigmática serie de la cineasta neozelandesa Jane Campion (El piano, 1993) y, además, el regreso de la popular serie policiaca onírica del gran David Lynch: Twin Peaks, que regresa con 18 episodios, de los cuales, dos serán estrenados en Cannes. ¿Será este el inicio de un dramático giro en la estructura del Festival?

 

El ninguneo de Hollywood

La trasformación que atraviesa la industria fílmica actualmente también se hace palpable en Cannes, no con la presencia sino con la ausencia del usual blockbuster hollywoodense. Ninguno de los grandes estudios presentará películas en Cannes después de que en años anteriores se han presentado películas como Mad Max o Intensa Mente. O a Hollywood no le interesa Cannes (más probable) o al Festival no le apeteció ninguna de las producciones de los estudios, que año con año van en franca picada en cuestión de calidad y recaudación.

Quizá, como auguran algunos especialistas, la gran pantalla se parta para que todos tengamos un pequeño pedazo de la misma.

Sigan nuestra cobertura del Festival de Cannes a partir del 18 de mayo.

 

Contacto:

Twitter: @jjnegretec

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

En las redes sociales, la culpa es de las mujeres
Por

Aunque las redes sociales se han mostrado mensajes de odio, han ayudado a que la violencia contra las mujeres se vuelva...