Por Haris Anwar | Investing.com

Hay pocas posibilidades de decepción cuando Netflix (NASDAQ:NFLX) publique sus resultados del tercer trimestre de 2018 este martes tras el cierre de mercado de Estados Unidos. Si volviera a darse el descenso de suscriptores del segundo trimestre, cuando el gigante del streaming no cumplió las expectativas de los analistas, los inversionistas probablemente castigarán a la empresa incluso más que a mediados de julio, cuando las acciones cayeron un 14% inmediatamente después publicarse el informe.

Desde aquella decepción, las acciones de Netflix están en aguas turbulentas. Los inversionistas han esperado en el banquillo hasta asegurarse de que el debilitamiento del último trimestre era sólo una mancha en el historial de notable crecimiento de la empresa, y no el comienzo de una nueva tendencia.

En julio, Netflix anunció un aumento de 5.15 millones de suscriptores en el segundo trimestre, por debajo de los 7.41 millones del trimestre anterior y de los 6.2 millones que la compañía había pronosticado. Las acciones de la compañía, que habían registrado máximos históricos en 423.21 dólares en el período anterior al informe, cayeron después de eso. Hasta la fecha, con las acciones en 333.13 dólares al cierre de anoche, las acciones se han desplomado un 21%.

PUBLICIDAD

Los analistas consultados por FactSet (NYSE:FDS) esperan que Netflix anuncie un beneficio por acción de 0.68 dólares para el tercer trimestre, con un repunte del 134% con respecto a hace un año. También esperan un aumento de suscriptores de 5.32 millones, aproximadamente la misma cantidad que el año pasado y ligeramente por encima de la previsión de la misma Netflix que hablaba de unos 5 millones. Se espera que unos 4.35 millones provengan de los mercados internacionales y 650,000 de Estados Unidos.

Si nos orientamos por el historial, es probable que Netflix publique unas robustas cifras de suscripciones hoy, superando las expectativas. Esto es lo que sucedió en el año 2016, cuando el gigante de entretenimiento en streaming publicó una cifra negativa similar en el segundo trimestre, haciendo caer sus acciones más de un 14%, para después ver duplicado su valor durante los meses siguientes cuando se recuperaron las cifras de suscripciones.

Lee: Netflix quiere conquistar Latinoamérica con estas producciones

 

En conclusión

Creemos que el factor clave de crecimiento de Netflix, sus contenidos originales, permanece intacto, tanto en Estados Unidos como en el extranjero. La empresa ha implementado un agresivo programa de gasto tanto para crear como para comercializar nuevos contenidos y la compañía de servicios de medios de comunicación no muestra signos de ralentización. Por lo tanto, creemos que Netflix está en una posición sólida para sorprender a los inversores hoy.

Según una encuesta realizada por Los Angeles Times en agosto, Netflix ha estrenado un 88% más de programación original de este año en comparación con el mismo periodo de 2017. El informe da crédito a la previsión de Netflix que ha afirmado que gastará 8,000 millones de dólares este año, alrededor de un 27% más de programación original que el año pasado.

Los suscriptores se están deshaciendo de la televisión convencional, así que Netflix sigue siendo la única opción viable a la cual cambiarse, tanto por su tecnología superior de bajo coste como por la profundidad de su contenido. En este momento, no creemos que la amenaza competitiva de otros servicios de streaming suponga ningún problema para Netflix.

Con las acciones en 333 dólares, todos los catalizadores positivos mencionados anteriormente indican un claro caso de comprar en los descensos para Netflix tras su reciente caída.

Sin embargo, a pesar de nuestras positivas predicciones para Netflix, es importante señalar que vemos muy poco potencial de sorpresa al alza hoy tras la presentación de resultados. El entorno macroeconómico del mercado se ha deteriorado considerablemente desde julio.

Empresas de alto crecimiento como Netflix, que confían mucho en la deuda para financiar su crecimiento, probablemente experimenten una reducción de sus márgenes pues los tipos de interés de Estados Unidos siguen subiendo. Esos obstáculos, junto con la volatilidad del mercado, hacen vulnerables a las acciones de Netflix incluso aunque cumplan o superen las expectativas.

Lee también: Netflix anuncia la adquisición de su primer estudio cinematográfico

 

Siguientes artículos

La Suprema Corte decidirá pagos en efectivo en apps de transporte
Por

La Corte analiza la acción de inconstitucionalidad promovida por diputados locales a la Ley de Movilidad Sustentable de...