En un largo discurso sobre el combate al robo de combustibles “huachicol”, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este martes que esta tarea ha sido complicada y este problema ha dejado en su carrera presidencial uno de los hechos más dolorosos.

Sin titubear, el presidente señaló que si le preguntan qué ha sido lo más fuerte, lo más doloroso en el tiempo que lleva como presidente, “les diría que lo de Tlahuelilpan, eso fue tremendo y tuvo que ver con esto, porque lo más cuestionable es que lo habían convertido ya en una práctica tolerada”.

El 18 de enero de 2019, en Tlahuelilpan, Hidalgo, se registró la expulsión descontrolada de gasolina, ocasionada por la instalación rudimentaria de una toma clandestina en el ducto de 14 pulgadas de diámetro con la finalidad de extraer ilegalmente el combustible.

El combustible comenzó a brotar masivamente elevándose varios metros, la gente se acercó a recolectar el combustible para venderlo posteriormente.

La acumulación del combustible en la superficie y su saturación en el ambiente ocasionó una fuerte explosión que dejó un saldo de 137 decesos: 69 personas fallecieron en el lugar y de los 81 hospitalizados por quemaduras, murieron 68; sólo 13 fueron dados de alta con lesiones.

No te pierdas: Fue un acierto no construir el aeropuerto en Texcoco; AMLO muestra hundimiento en la zona

“Se robaban 80,000 barriles diarios, pero era una mafia tolerada, porque había incluso en la torre de Pemex, en el tercer piso todo un sistema de alarma con monitores en donde se suponía que los ductos contaban con sensores y cuando bajaban la presión, sonaban las alarmas para evitar el ‘huachicol’, pues no sonaban alarmas y no hacían nada podían estar sonando todo el día porque había complicidad y la corrupción”, indicó AMLO.

Señaló que el sistema de vigilancia de Pemex contaba con aviones para vigilar y evitar el robo de combustibles, luego compraron lanchas y equipos de drones que no se han podido, “hay una denuncia sobre eso, el problema era la corrupción”.

Explicó que en su estrategia le tocó tomar la decisión aquí la decisión de cerrar los ductos con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional y la Marina porque se robaban también gasolina de las refinerías en pipas.

“Hubo una presión tremenda porque empezaron a rompernos ductos, los que abríamos los estallaban para que nos quedáramos sin combustible y no tuviésemos más que dar marcha atrás”, contó en su conferencia matutina.

Reconoció que si bien la lucha contra el “huachicol” ha disminuido el volumen de combustibles robados, todavía donde más problema se tiene con este ilícito es en Hidalgo, donde ocurrió la tragedia que lo ha marcado en sus días como presidente.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

 

Siguientes artículos

Fue un acierto no construir el aeropuerto en Texcoco; AMLO muestra hundimiento en la zona
Por

AMLO dijo que la construcción del nuevo aeropuerto era algo irracional porque es la zona del Valle de México con más hun...