Muchos de nosotros podemos presumir de haber vivido una infancia feliz. Después de hacer la tarea, por ejemplo, salíamos a jugar a los parques o a las calles con nuestros amigos, hasta entrada la tarde o hasta que mamá nos llamaba a cenar.

Sin embargo, debido al crecimiento desordenado de nuestras ciudades, las nuevas generaciones no han corrido con la misma suerte.

Nuestros centros urbanos privilegian el uso de los automóviles y los accidentes que estos provocan ya representan una de las principales causas de muerte entre nuestros pequeños.

Si le sumamos el incremento de la inseguridad, el que los espacios no cuenten con una adecuada iluminación, que la basura y los deshechos de las mascotas se encuentren desperdigados, ninguna madre permitiría a sus hijos salir a la calle y ejercer su Derecho a la Ciudad.

PUBLICIDAD

Desde el primer día de su gestión, el presidente Enrique Peña Nieto ha decidido garantizar a las mexicanas y a los mexicanos el derecho constitucional a una vivienda digna, construida con materiales de calidad y donde todos sus integrantes puedan desarrollarse en armonía.

Pero eso no es suficiente, razón por la cual sus instrucciones han ido más allá y nos ha ordenado garantizar también espacios públicos de calidad para el disfrute de la población pero también como uno de los más importantes instrumentos para incrementar los índices de seguridad en todo el país.

Y es que el espacio público es fundamental para el desarrollo de nuestra nación. Es el lugar donde los niños corren y juegan, donde los adolescentes forjan sus sueños mientras practican un deporte y donde todos disfrutamos en familia.

Es el lugar de esparcimiento pero también de encuentro. Es donde nos reconocemos y nos comunicamos.

Por todo lo anterior, en lo que va de la administración del presidente Peña Nieto -y en plena coordinación con los tres niveles de gobierno- hemos efectuado cerca de 1,800 acciones de rehabilitación y rescate de espacios públicos. Con esto, hoy casi 10 millones de habitantes de más de 500 municipios de todo el país ya disfrutan los beneficios.

Gracias a este trabajo, hoy podemos compartir verdaderos casos de éxito como el Macrocentro Comunitario Cultural y Deportivo “San Bernabé” de Monterrey, Nuevo León.

En lo que fuera un tiradero de basura, hoy se levanta un complejo de 6,500 metros cuadrados de construcción y 15 edificios -una hectárea dedicada específicamente a canchas deportivas- que beneficia a 100 mil habitantes de 20 colonias.

Niñas y niños tienen acceso, de manera gratuita, a una larga lista de talleres deportivos y culturales, mientras los jóvenes practican algún deporte que los aleja de conductas no deseadas.

Las mamás, que son las principales beneficiarias, también toman talleres que les permiten emprender un pequeño negocio a fin de generar un ingreso extra, apoyar la economía familiar e incluso hay casos donde los artículos producidos ya se exportan  a los Estados Unidos. Todo, con la seguridad de que los hijos están seguros.

Incluso hemos desarrollado sesiones con los beneficiarios para que sean ellos mismos quienes definan en qué obras y en qué acciones se deben invertir los recursos públicos, a fin de que tengan el mayor impacto posible.

El compromiso del presidente Enrique Peña Nieto es que, al cierre de la administración, se hayan recuperado un total de 2,500 espacios públicos para el esparcimiento, desarrollo y crecimiento de las familias mexicanas.

Es así como la administración del presidente Peña trabaja, garantizando el desarrollo de nuestras familias, representando un antes y un después en la historia de México.

 

Contacto:

Twitter: @Rosario_Robles_

Facebook: rosarioroblesberlanga

Página: gob.mx/sedatu

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Estas son las prioridades de Peña Nieto para 2017
Por

Presidencia de la República informó que la administración del mandatario buscará mantener la estabilidad ante el entorno...