¿Qué hacer con una idea?

Si crees en el potencial de una idea pero no sabes por dónde empezar, te comparto algunos lineamientos prácticos para que des los primeros pasos.

Ideas para emprender. (Foto: Reuters)

El emprendimiento es, evidentemente, el eje detonador del ecosistema que permite construir empresas globales de tecnología. Es por ello muy común escuchar a un amigo, colega o familiar hablar de una idea para emprender y de las ganas de transformar productos o servicios, principalmente aquellos que –por razones ajenas a la calidad o a la preferencia de los consumidores– siguen siendo líderes de su sector productivo.

Si bien esta actitud incentiva la creatividad, desafortunadamente con frecuencia buenas ideas se quedan en esa etapa y en muy pocas ocasiones llegan a su desarrollo y ejecución. En realidad se cree en el potencial de una idea, pero no sabemos por dónde empezar. A continuación comparto algunos lineamientos prácticos para dar los primeros pasos.

1. Define si puedes ejecutar
Éste es el primer paso. Si tu idea es hacer la siguiente app millonaria o el próximo dron es indispensable aterrizar el cómo tú, desde un punto de vista, puedes desarrollar el proyecto. Si no tienes ese fundamento técnico fija un plazo de un par de meses para buscar a alguien que te apoye (hay muy buenas opciones como encuentros de makers, encuentros de programadores y eventos para desarrollar ideas y conocer gente emprendedora como Startup Weekend). Es muy importante que definas tu propio rol: en la realidad no puedes ser únicamente “el de negocios” de tu proyecto, si tu aportación no es mucho más que una idea.

2. ¿Te apasiona?
Si te apasiona el tema, la recomendación es buscar empresas exitosas que estén haciendo algo similar. Así podrás darte una muy buena idea de los retos, oportunidades y estrategias de ejecución. No se trata de replicar ni tropicalizar, es más bien aprovechar las experiencias de otros en el ramo.

3. Si te gusta más el potencial de negocio que la solución al problema
También se vale. No todos nacimos para emprender. Si lo que piensas es que tu idea puede convertirse en un gran negocio, tienes dos opciones:

— Buscar startups que estén resolviendo o ejecutando proyectos afines a tu idea y convertirte en inversionista ángel.
— Contratar a un grupo de personas que se dediquen a construir y ejecutar tu idea.

Las probabilidades de éxito en la segunda opción son menores, pero es una buena manera de darte cuenta –ya con el producto construido– si la idea tiene el potencial que pensabas. (Acércate a comunidades para conocer más sobre lo que implica ser inversionista o emprendedor.)

4. El primer paso
Para comenzar es aconsejable crear una lista de tareas con fecha límite que, dependiendo del emprendimiento, puede presentar algunas variantes. Básicamente debes establecer con precisión:

— Quiénes van a participar.
— Qué responsabilidades tiene cada quien.
— Qué necesita cada uno para ejecutar su tarea (página, app, oficina, dinero, etc.).
— Qué tareas deben terminarse antes de dar a conocer el producto o servicio.
— Qué requisitos administrativos y operativos deben solventarse (formar la empresa legalmente, alta ante el SAT, definir socios, etc.).

Éstos son aspectos de carácter general. En realidad, llegado el momento de emprender, no hay recetas ni manuales; es cuestión de decidirse a ejecutar. Como fundador de algunas empresas y un par de startups (CREA e Intrinno), y después de platicar con cientos de fundadores, los mejores consejos que he aplicado son:

— Para empezar no necesitas hacerlo de tiempo completo.
— Para crecer sí tienes que hacerlo de tiempo completo.
— Emprender mientras no tengas responsabilidades económicas o éstas estén solventadas, representa una gran oportunidad.
— Acompañado el camino es más fácil, siempre y cuando signifique compartir tareas y responsabilidades.
— Los barcos sólo tienen un capitán(a); no es cuestión de autoridad sino de eficiencia.
— Por cada 50 “no”, tendrás un “sí”.

Si decides emprender o invertir, ¡disfrútalo! El camino será lo más gratificante, no los éxitos ni los fracasos, no las mesas de ping-pong en la oficina, ni los stickers, ni las playeras con tu logo. Emprender es una labor de equipos que comparten valores, metas y objetivos, y que sobre todo disfrutan resolver el mismo problema.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @P_LASCURAIN

Facebook: Startup Grind

Página personal: Pablo G Lascurain

Linkedin: Pablo G de O García Lascurain

Empresa: Startup Grind / Crea Muebles / Intrinno

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.