Según Adecco, las empresas deben estar preparadas para auxiliar a los colaboradores que sufran desequilibrios en su estado de ánimo durante y al final de la copa del mundo.

 

 

 

PUBLICIDAD

Tras la eliminación de la selección mexicana de futbol en el Mundial Brasil 2014 este domingo, reincorporarse  a las actividades laborales es un paso difícil para muchos mexicanos.  Sin embargo, puede convertirse en un problema mayor.

Según un estudio realizado por la compañía de reclutamiento,  Adecco México, 8 de cada 10 personas consideran que el mundial es un evento importante para la sociedad y también 8 de cada 10 opinan que ver los partidos en la oficina no afecta su productividad.

Por ello, las empresas deben estar preparadas para auxiliar a los colaboradores que sufran lo que Adecco denomina “depresión postmundial”.

Los síntomas pueden aparecer después de que México quedó fuera de la competencia; otros más, se presentarán al terminar de jugarse la final. Sin embargo, debe analizarse el clima empresarial para identificar a los afectados.

 

¿Cuáles son los síntomas?

La depresión, según Adecco,  suele manifestarse con síntomas claros, algunos físicos y otro anímicos como:

  • Ausentismo
  • Falta de motivación para el trabajo.
  • Enfermedades que antes no afectaban a la persona; resfriados recurrentes.
  • Mal humor.
  • Conflictos con los compañeros de labor o con el jefe inmediato,
  • Resistencia a avanzar con los proyectos, y falta de identidad con los objetivos corporativos. La tarea de Recursos Humanos consiste en ofrecer ayuda para controlar los síntomas físicos, pero atacando también la parte anímica que, quizá, sea la más importante.

Cuando un colaborador resulta afectado por una situación que lo estaba haciendo sentir bien, debe analizarse a profundidad por qué el trabajo ya no le resulta motivante.

Es probable que se trate de una persona que ya lleva mucho tiempo en la misma actividad, que no ha tenido oportunidades de crecimiento o que se ha dado cuenta de que su verdadera vocación profesional está en otro lado.

 

¿Cómo ayudar a los empleados deprimidos?

  • Investiga  cómo se siente este colaborador en relación con el trabajo, si sabe cuál es la importancia de su aportación y si entiende hacia dónde vamos como compañía. En ocasiones, puede tratarse simplemente de un problema de falta de información.
  • Diseña una estrategia para aumentar la motivación del colaborador. Por ejemplo, asignarle un nuevo proyecto o probarlo en otra área, puede ser de gran ayuda.
  • Si el colaborador  ya perdió totalmente el interés en el trabajo.  Probablemente se mantenga ahí por sus compromisos económicos y sociales, pero dista mucho de ser la actividad que desea desarrollar profesionalmente y por supuesto, no es feliz.

Las depresiones post fin de semana, vacaciones o mundial,  se traducen  que el colaborador ha llegado a un punto de quiebre.

Adecco sugiere que las personas que se sientan faltas de motivación,  realizen un análisis de su situación para determinar cuál es la causa de esa sensación. Una vez ubicada la causa hay dos tareas: buscar ayuda profesional y comentarlo con la empresa.

Este acto de honestidad, puesto en marcha oportunamente, es la mejor estrategia para recuperar el ánimo y sobretodo, conservar el trabajo.

Recuerda que los errores derivados de la falta de motivación pueden causar accidentes o dañar las relaciones de trabajo.

 

Siguientes artículos

Alsea anticipa pago de deuda por 6,700 mdp
Por

Los recursos provienen de la reciente oferta pública de nuevas acciones que realizó Alsea, por un monto de 6,900 millone...