Jonathan Heath, integrante del observatorio económico México ¿cómo vamos? consideró que la decisión de abrir un rango para las previsiones de crecimiento es un “manejo político”, pero consideró esta estrategia será positiva al largo plazo.

 

El cambio que anunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para presentar sus previsiones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), de una cifra precisa a un rango de entre 2.1 a 2.6%, hay una confesión implícita de la autoridad de que sus proyecciones en los últimos dos años fueron muy “optimistas” y que hay incertidumbre sobre las proyecciones de la economía.

“De alguna forma, la SHCP, después de dos años consecutivos de estar admitiendo que su proyección fue demasiado optimista y después la tuvieron que bajar, realmente ha recibido una gran cantidad de críticas, y creo que por eso ahora ha tenido que abrir un rango”, dijo Jonathan Heath, economista y autor del documento “Un sólo idioma para crecer: recomendaciones para reportar el PIB y su crecimiento en México”.

El pasado viernes 21 de noviembre, la SHCP cambio su estimación de crecimiento para 2014 de 2.7% a un rango de 2.1 y 2.6%. El subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, consideró que es “una mejor práctica” presentar rangos de estimación para las sesiones de comunicación con la prensa, aunque aclaró que seguirán dando un sólo dato en específico para los pre criterios y criterios económicos para armar la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos cada año con el Congreso de la Unión

En conferencia de prensa durante la presentación del documento, Jonathan Heath consideró que la decisión de abrir un rango para las previsiones de crecimiento es un “manejo político”, pero consideró esta estrategia será positiva al largo plazo.

Por su parte, Alexis Milo, economista en jefe para México de Deutsche Bank, comentó que otros países también dan un rango de estimación de crecimiento de su PIB, pero también dan un escenario central de la economía a futuro, práctica que también podría adoptar México.

“Si bien es un ejercicio positivo de la SHCP reconocer que hay incertidumbre sobre el crecimiento,  algunos países lo que hacen para matizar esta incertidumbre, es dar un escenario central de esos rangos”, agregó.

Ricardo Becerra, subsecretario de Desarrollo Económico del Gobierno del Distrito Federal (GDF), resaltó la necesidad de manejar con mayor seriedad las cifras de proyecciones económicas por parte de las autoridades, utilizadas muchas veces en discursos públicos.

“Yo he solicitado, a través de los mecanismos de transparencia al Banco de México y la SHCP, cómo la Presidencia saca que el PIB de México va a crecer tanto si se hace tal reforma estructural, y de dónde sacan que México crecerá 1.5% si se aplica tal reforma. Después de ocho solicitudes de información, no me han contestado ni siquiera con un modelo sencillo, y sólo me han remitido a una amplia bibliografía sobre el atraso de las naciones”.

 

¿Cómo presentar las cifras crecimiento del país?

El observatorio económico México ¿cómo vamos?, del cual forma parte Jonathan Heath, hizo una serie de recomendaciones para homologar, tanto para instituciones como medios de comunicación, la manera en que reporta la cifra de crecimiento en México.

  • Utilizar una sola serie del PIB trimestral, la ajustada por estacionalidad, para todos los cálculos de tasas de crecimiento siguiendo la práctica existente en Estados Unidos, Canadá y países de la OCDE.
  • Favorecer el reporte de solamente la tasa de crecimiento trimestral (marginal) y cuando procede, la del año en su totalidad.
  • Realizar el cálculo del PIB anual en forma consistente con la serie trimestral, es decir, utilizar el mismo trato del calendario agrícola de la serie trimestral en la serie anual para tener una sola serie del PIB anual.
  • Relegar la serie original del PIB al Banco de Información Económica (BIE) del INEGI para no darle la misma difusión que la ajustada por estacionalidad.
  • Publicar todas las tasas con un sólo punto decimal en reconocimiento de que existe margen de error implícito en cualquier inferencia estadística.

Jonathan Heath dijo que, para comunicar las cifras de crecimiento, no es aconsejable utilizar la tasa de crecimiento anualizada, pues se corre el riesgo de “exagerar” la caída o rebote de la economía en el periodo reportado.

 

Siguientes artículos

México, Rusia y OPEP, sin acuerdo para bajar producción de crudo
Por

Funcionarios de energía de Rusia y México llegaron a Viena en busca de convencer a la Riad de que apoye los precios del...