São Paulo; BRASIL; Cuando se camina por las calles de São Paulo llama la atención la familiaridad con la que los puestos callejeros cuentan con terminales bancarias.  Ya sea que quieras comprar cigarros o el periódico del día, estos productos pueden ser cobrados a través de terminales electrónicas que son el canal con el que la mayoría de los puestos callejeros realizan sus ventas.

“En Brasil lo que pasó en los últimos diez años es que tuvimos un gran incentivo por parte del gobierno de que los beneficios que la población recibe fueran 100% a través de una banca. Eso acaba forzando a que la persona tenga este primer acceso al banco. Tuvimos muchos incentivos en el pasado en términos de financiamiento de muebles, y llegar a una clase más baja donde todo eso era necesario pasar por un banco, entonces era requerido que la persona tuviera una cuenta en el banco y tener una tarjeta de débito. Para mi esto es lo que hizo que Brasil aumentara mucho la penetración de tarjetahabientes”, dice para Forbes México, Roney Almeida, director general de Vtex  para México y Centroamérica.

Lee también Entrevista | Deportes Martí, la migración de una marca legendaria al e-commerce

Y aunque en este tema México es uno de los países que mejor adopción al comercio electrónico ha tenido, no al grado de Brasil, la penetración bancaria sigue siendo uno de los temas y objetivos para que termine de potencializar esta dinámica.

“En términos de bancarización Brasil tiene una penetración mucho más grande que México, y este ayuda mucho, por ejemplo, lo que vemos aquí en Brasil de que los señores venden cosas en las esquinas y aceptan tarjetas es significado de que la mayoría de la gente ya tiene acceso a una tarjeta. Es una cuestión de demanda, si ese señor no aceptara tarjeta no va a lograr vender. Muchas de las personas ya no salen con efectivo, ya salen solo con tarjeta. ya podemos ver casos importantes gracias a esta penetración”, señaló.

Fuente: Ecommerce Foundation

Y no solo es un tema de penetración, sino que esta adopción, en uno de los países más grandes de América Latina, se ha dado también por la apertura de nuevas formas de pago y de cobro para la sociedad como teniendo como punto de partida los dispositivos móviles ya se por herramientas como Samsung Pay, carteras digitales, entre otras.

Si bien es cierto que Brasil es una de las grandes en esta industria, por su apertura a la bancarización y a nuevos modelos y canales de compra y venta, en México aunque existen retos como miedo o desconocimiento, el directivo señala que va por un excelente camino.

“México creo que va caminando para llegar a ese nivel, el gran reto que traemos es el tema de bancarización, que es el gran factor para que podamos despuntar aún más el e-commerce”, dijo Almeida.

Fuente: AMVO

Compras digitales VS físicas

Aunque pareciera que en Brasil los centros comerciales son escasos, el directivo asegura que es un fenómeno extraño, ya que los compradores no han cambiado sus hábitos de compra, ya que ahora han optado por dos vías tanto las físicas como las digitales pero con objetivos diferentes, algo que también vemos en México, sobre todo con las nuevas generaciones de consumidores.

“Sí hay almacenes, en Brasil creo que es uno de los países que más centro comerciales, el brasileño tiene mucho esta cultura de visitar los centros comerciales. De la mano compra en línea, hablamos de momentos. Lo digital empieza a agarrar fuerza, pero no va a matar el físico y eso también está pasando en México. Los clientes tienen momentos distintos. Hay momentos que no necesito el producto para las últimas horas y yo compro en línea y que me lo entregue en cinco seis horas no hay problema, pero hay veces en donde necesito el producto ahora mismo. A veces vamos al cine al centro comercial y se me atraviesa la compra, lo que pasa es que son dos mundos y el digital no va a matar el físico”, señala Roney Almeida.

Actualmente tanto México como Brasil ostentan las placas de los países de América Latina que mas han levantado la mano en el tema de comercio electrónico. Mientras en el país del sur los retos son de seguir expandiendo el e-commerce y llegar a quienes todavía no alcanzan esta dinámica y aprender de los errores que en este camino se han cometido, México debe trabajar en ampliar su brecha tanto digital como electrónica para dar mayores accesos a quienes todavía no cuentan o no están familiarizados con el comercio electrónico.

Y por parte de las empresas, las apuestas deben ser más inclusivas en el tema de innovación, de arriesgar más y de voltear a un público/consumidor que busca nuevas experiencias de compra.

“La libertad es necesaria para innovar y toda innovación tiene equivocaciones y esto es importante. Las empresas que están sabiendo alternar en esos dos mundos (físicos y digitales) son las que están trayendo más resultados. Hay marcas que nacieron en digital y ahora ya también las podemos encontrar en las tiendas físicas y viceversa”, dijo el directivo.

 

Siguientes artículos

Fran Bow, videojuego angustioso y perturbador
Por

Fran Bow es un osado videojuego point and click que nos cuenta la historia de una huérfana de 10 años que debe escapar d...