Las perspectivas económicas lucen optimistas para 2014, sin embargo, la debilidad con la que terminó el 2013 seguirá mermando el crecimiento en 2014. 

 

 

2013 implicó una marcada desaceleración para la economía mexicana, que  registró un crecimiento de sólo 1.1%, después de un 3.9% en el 2012.

PUBLICIDAD

Así, en el 2013 la economía no escapó de su tradicional desaceleración de inicios de cada gobierno. Para el  presente año, las perspectivas se ven un poco mejor, con un crecimiento de entre un 2.5%  y un 3%.

Productividad, efectividad de la reformas e inflación son algunos de los factores que dictarán tendencias durante el año.

Aquí un recuento de los retos:

[youtube id=”TwALbsnttb8″ width=”620″ height=”360″]

 

Contacto:

Twitter: @AlfredoCoutino

http://www.alfredocoutino.com

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Banca Móvil, el futuro del sector financiero
Por

Se espera que el uso de la banca móvil tenga un crecimiento anual del 65% hasta 2015 en América Latina.     So...