El proceso para el embargo de las propiedades de la empresa Ideal podría darse en los próximos días. Las oficinas administrativas y las cuentas bancarias pasarían a manos de un administrador judicial.

 

Por Alma Solís

 

PUBLICIDAD

Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo, lucha por conservar un negocio en el que ha invertido cerca de 200 millones de dólares (mdd), ubicado en la zona oeste de Panamá, exactamente en un pequeño pueblo llamado Renacimiento, cercano a la frontera con Costa Rica.

Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (Ideal), es dueña del proyecto eléctrico Bajo Las Minas, el cual genera electricidad con aguas del Rio Chiriquí.

La hidroeléctrica tiene una capacidad instalada de 56 megawatts, y las ganancias anuales se estiman en 50 mdd para los próximos 50 años, según Julio Cesar Lisac, el empresario que le ganó una demanda al Estado panameño que traería como consecuencia el embargo a las propiedades de la empresa Ideal en Panamá.

Los estados financieros de Ideal, que se encuentran en la página de internet de la empresa, señalan que a finales de 2012 la hidroeléctrica había obtenido ingresos antes de impuestos (Ebidta) de 540 millones de pesos mexicanos (39 mdd).

El proceso para el embargo de las propiedades de la empresa Ideal podría darse en los próximos días, según Lisac y el propio administrador judicial, nombrado por el juez del caso, el abogado y exprocurador panameño Rogelio Cruz.

Lisac explicó a Forbes que en este momento los peritos están evaluando los bienes y el administrador judicial está en proceso de hacerse cargo de los mismos, pero falta la orden de notificación a los bancos para cautelar —término judicial para paralizar cuentas o poner en custodia— las cuentas de la empresa, que deber ser emitida por el juez del caso.

En los siguientes días a la orden del juez se estarían realizando una serie de oficios que, de acuerdo con un socio de Lisac, serían cinco; además se debe dar una orden a la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) para que ordene que la facturada al administrador judicial y los fondos de la venta de energía lleguen a través de una cuenta del administrador judicial hasta que se produzca una entrega oficial de la empresa.

Con esto, las ocho fincas que comprenden el proyecto, las oficinas administrativas y las cuentas bancarias pasarían a manos del administrador judicial en tanto se logre completar el traspaso o en caso que se presenten otros recursos y fallen a favor de Slim y se le devuelva la empresa.

“El complejo hidroeléctrico consta de una represa, una tubería de presión, un túnel de seis kilómetro de largo, una casa de máquinas en la que están las turbinas generadoras y una subestación que lleva la energía por 40 o 50 kilómetros”, aseguró Lisac, de 85 años.

El proceso inició cuando fue cancelada la concesión para la construcción de la hidroeléctrica a Julio Cesar Lisac por incumplimiento y posteriormente otorgada a Slim por medio de otro acto público en el que el empresario mexicano participó y ofreció 32 mdd en 2007, compitiendo para ello con 14 empresas.

De acuerdo con el dictamen 1863 al que tuvo acceso Forbes emitido en el juzgado quinto del primer circuito judicial de Panamá, decreta el formal embargo de las propiedades de Ideal a favor de Julio Cesar Lisac, y aclara que en caso de existir excepciones no detendrían el proceso de embargo, lo que quiere decir que en el caso que exista una apelación o un amparo por parte de Ideal las propiedades se mantendrán en manos del administrador judicial.

Lisac espera que la planta siga siendo operada por Ideal a lo largo del proceso.

“La referida orden de embargo en contra de bienes de nuestra empresa no se apega a derecho, no cumple con las formalidades necesarias, ni señala monto o cuantía del referido embargo, no se encuentra firme, ni resuelve en definitiva el diferendo legal”, señaló Ideal en un comunicado.

En la foto: Julio César Lisac

En la foto: Julio César Lisac

 

 

Siguientes artículos

Gasto público: ¿de verdad ayuda a mejorar la calidad de vida?
Por

México ocupa los últimos lugares entre los países de la OCDE en áreas como seguridad, salud y acceso a Internet. Por eso...