Una conversación con Su Excelencia el sultán Ahmed Bin Sulayem permite retar la capacidad visionaria y de negocios de cualquier persona. Su historia en el mundo logístico se inicia en 1983, cuando el gobierno de su país lo envía a estudiar las zonas francas en diferentes puntos alrededor del mundo para determinar qué era lo que podría hacerse en Dubái en materia logística.

 

Por Sol Disla

Desde hace ya ocho años el sultán Ahmed Bin Sulayem, de 59 años, preside DP World, empresa situada en el puesto 976 del Ranking Global Forbes 2000, con un liderazgo y visión que lo han convertido en uno de los hombres de negocios más éxitosos e importantes del mundo. A su gestión se le atribuye la consolida­ción y expansión de la infraestructura en Dubái, aportando de manera signi­ficativa al crecimiento de la economía de los Emiratos Árabes Unidos.

PUBLICIDAD

Su experiencia anterior a DP World fue como presidente de Dubai World, lo que le permitió supervisar negocios en industrias tan diversas como el desarrollo inmobiliario, la hospitalidad, el turismo, el comercio minorista, el comercio electrónico, los productos básicos, el transporte y la logística. Fue además presidente del Puerto y Zona Libre Mundial (FZE) y sigue siendo uno de los dos representan­tes de los accionistas mayoritarios del consejo de DP World.

De su carrera, que abarca tres décadas, destaca la expansión in­ternacional de DP World, logrando convertirse en un operador de terminales marítimas con presen­cia mundial, así como también su liderazgo para el establecimiento de Nakheel, una firma de bienes raíces y de turismo de promoción inmo­biliaria que creó muchos proyectos emblemáticos de Dubái, incluyendo The Palm, las mayores islas artifi­ciales del mundo. Asimismo, esta­bleció y dirigió Istithmar World, una importante casa mundial de inversión de capital privado, y fue pionero en el Multi Commodities Centre de Dubái.

 

Base del futuro logístico

El 90% del comercio mundial se realiza a través de buques y contene­dores. La eficiencia y operatividad de los centros logísticos, por lo tanto, contribuyen al desarrollo económico y social de cualquier país.

El Centro Logístico Caucedo es el primero en su clase en la región del Caribe que permite combinar las operaciones de puerto y almace­naje en un solo lugar, promoviendo así un servicio de logística inte­gral. La conectividad intermodal constituye uno de los principales atractivos de este centro logístico que promete ser el HUB del Caribe.

En este sentido, Su Excelencia el sultán Ahmed Bin Sulayem nos relata que la decisión de invertir en Repú­blica Dominicana viene a que “como compañía, DP World complace a sus clientes y donde quiera que el cliente quiere que vayamos, vamos, por eso vine aquí hace 12 años por primera vez”, y desde ese momento inició la transformación del puerto Caucedo.

“El sistema de gobierno es muy bueno, el gobierno apoya mucho, la infraestructura es buena en el país. Hemos visto un gran desarrollo desde 2008 y que el gobierno esté en pro del desarrollo es una buena ventaja”, destaca Bin Sulayem, dentro de los principales atractivos que posee la República Dominicana para la inversión.

Por otra parte, al conversar sobre el mayor cambio que ha experimenta­do nuestro puerto manifiesta que “se ha expandido en respuesta a la demanda. Conforme aumenta la demanda, el país necesita mayores fa­cilidades de infraestructura. Creo que han sido muchos los aspectos que han cambiado desde que llegamos al país, como la participación del gobierno, especialmente el decreto promulgado por el presidente que promueve la regulación y el funcionamiento de los centros logísticos en las terminales internacionales de carga que ha sido muy favorable”.

Para el sultán, el rol del gobierno es muy importante, y es que “en cada país uno de los desafíos de las zonas francas es el miedo que existe al gobierno y sus políticas y regula­ciones, todo el mundo busca hoy un ambiente donde puedan desarrollar sus negocios con mayor facilidad”.

DP World ha invertido unos 350 millones de dólares (mdd) en el puerto y re­cientemente inauguró el Centro Lo­gístico Caucedo con una inversión estimada de 75 mdd. En la primera fase del centro logístico se prevé la construcción de 14 alma­cenes de aproximadamente 10,000 metros cuadrados para convertirse en el primero en ubicarse dentro de un puerto en la región, permitiendo ahorros significativos en trans­portación. Asimismo, es el primer centro logístico marítimo y aéreo de la región al estar ubicado justo al lado del Aeropuerto Internacional de Las Américas, convirtiéndose así en la plataforma logística ideal para la redistribución de mercancías en la región. Otro valor para la indus­tria dominicana es que provee la plataforma necesaria para convertir aquellas grandes empresas nacio­nales, en actores de importancia en la región, aumentando el mercado final de sus productos. Bin Sulayem apunta que Caucedo “seguirá cre­ciendo, el puerto está creciendo y seguiremos invirtiendo. Básicamen­te trabajaremos en mejorar nuestra capacidad. República Dominica­na es un buen mercado para las exportaciones”.

Sobre la apertura de Cuba, la califica como una noticia muy posi­tiva para los negocios. “Por décadas las compañías en Cuba no pudieron hacer negocios y hoy con la apertu­ra de ese mercado todo el mundo se beneficia, en especial la República Dominicana ya que han actualizado sus facilidades en materia logística. Ustedes tienen una activa partici­pación en sus puertos logísticos, en sus zonas francas y eso es una ven­taja para los dominicanos”, afirma sin ninguna duda.

De su experiencia en Dubái, des­cribe que “obviamente la logística es muy importante. Por ejemplo, en las zonas francas cuando empeza­mos no había muchas compañías, ahora hay más de 7,500 compañías. Estas operan y contribuyen a la co­munidad del negocio y actualmen­te contribuyen al 25% del PIB en Dubái”. Por otra parte, señala que la tecnología es otro de esos factores que aportan al desarrollo.

Finalmente, el sultán Ahmed Bin Sulayem se despide con un consejo para República Dominica­na. “Yo creo que para el desarrollo de los puertos de un país es muy importante la infraestructura. Un país siempre debe invertir en infraestructura, mejores políticas, mejores facilidades, regulaciones más fáciles y en gobiernos electró­nicos. Los gobiernos electrónicos son de mucha ayuda a la comuni­dad empresarial, porque cuando eliminas el papel las transacciones son más fáciles”.

 

Siguientes artículos

Autorizan a primera empresa que suministrará energía eléctrica
Por

Energía Buenavista es la primera empresa privada autorizada por la Comisión Reguladora de Energía para suministrar energ...